Receta de croquetas de jamón caseras
Preparación: 20 min
Cocinado: 20 min
Listo en: 40 min

Hoy vamos a preparar unas deliciosas croquetas de jamón caseras que seguro gustarán a todos los comensales. Una receta muy sencilla de hacer y que te muestro paso a paso para que te queden super ricas.

Estas croquetas son estupendas para un aperitivo o como parte de nuestro menú. Yo suelo acompañarlas de una buena ensalada para completar y te puedo asegurar que nunca sobran. Anímate y vamos directamente a la cocina para empezar!!

Receta de croquetas de jamón caseras

Ingredientes para 12-15 croquetas

  • 1 litro de leche
  • 110 gr de harina
  • 80 gr de mantequilla
  • 100 gr de taquitos de jamón
  • 2 huevos
  • Pan rallado
  • 1 hoja de laurel
  • Pimienta negra
  • Nuez moscada
  • Aceite de oliva
  • Sal

Cómo hacer unas croquetas de jamón caseras

1Comenzamos calentando en una cazuela la leche a fuego medio junto a una hoja de laurel. En otra cazuela vamos derritiendo la mantequilla a fuego suave y cuando esté fundida completamente añadimos los taquitos de jamón serrano y rehogamos. Una vez el jamón esté frito agregamos la harina y mezclamos bien durante 4 minutos para que absorba el sabor de los otros ingredientes y se quite el sabor de la harina.

2Cuando la leche esté a punto de hervir la vertemos en la cazuela donde se encuentra la harina con el jamón. Mezclamos con unas varillas sin parar hasta que veamos que va cogiendo consistencia y entonces añadiremos una pizca de sal, pimienta negra y nuez moscada al gusto.

3Continuamos removiendo, probamos y rectificamos de sal si es necesario. Seguimos removiendo hasta que la bechamel quede con una textura pastosa. Seguidamente retiramos del fuego y la vertemos en una fuente plana. Tapamos con papel film y cuando temple la metemos en el frigorífico durante 24 horas.

4Al día siguiente retiramos el plástico, batimos los huevos en un plato y comenzamos a montar las croquetas. Cogemos una porción de la bechamel y la trabajamos con las manos hasta conseguir una bola ovalada. Una vez consigamos la forma deseada la pasamos por el pan rallado, intentando que quede bien cubierta.

5Seguidamente pasamos la croqueta por el huevo batido, luego volvemos a pasarla por el pan rallado y reservamos. Repetimos el mismo procedimiento hasta que se termine la bechamel y tengamos listas todas las croquetas para freírlas.

6Para terminar calentamos abundante aceite de oliva en una sartén y cuando esté muy caliente freiremos las croquetas. Es importante que el aceite cubra más de la mitad de las croquetas, ya que de lo contrario se nos pueden abrir. Cuando cojan un color dorado por todos los lados, las retiramos sobre un papel de cocina para que absorba el exceso de aceite. Cuando se enfríen un poco ya estarán listas para degustar. Buen provecho!!

Actualizada el 25 marzo, 2019
Compartir