Sardinas al horno

155
Preparación: 5 min
Cocinado: 25 min
Listo en: 30 min

Las sardinas son todo un clásico muy recurrido en los meses más cálidos del año. Este pescado azul está cargado de omega 3 y son una auténtica delicia que resulta una opción bastante económica para nuestro bolsillo.

En mi casa nos gustan de todas las formas posibles, a la brasa, fritas o incluso en conserva. Hoy vamos a prepararlas asadas en el horno convencional, una de las maneras más saludables de cocinar unas ricas sardinas.

Receta de sardinas asadas

Ingredientes para preparar sardinas al horno

Con estas cantidades tendremos para 2-3 personas:

  • 1 kg de sardinas frescas
  • Sal gruesa

Para elegir unas buenas sardinas frescas debes fijarte en 3 características; que sean grandes y gorditas, que tengan los ojos brillantes y que tengan abundantes escamas.

Cómo asar sardinas en el horno

  1. Precalentamos nuestro horno a una temperatura de 225º C con calor arriba y abajo.
  2. Lavamos las sardinas quitándolas todas las escamas que podamos y seguidamente las vamos secando con papel de cocina, dejándolas luego sobre un plato.
  3. Forramos la bandeja del horno con papel de hornear y espolvoreamos generosamente la superficie con sal gruesa.
  4. Distribuimos las sardinas por toda la bandeja intentando que no queden amontonadas unas encima de otras.
  5. Agregamos sal gorda por encima de las sardinas y cuando el horno haya cogido temperatura, introducimos la bandeja a media altura.
  6. El tiempo irá en función del tamaño de las sardinas. En mi caso eran tirando a grandes y las he tenido unos 25 minutos.
  7. Las sardinas estarán listas cuando la piel se desprenda fácilmente y por dentro no estén crudas.
  8. Ahora solo queda sacar la bandeja del horno, emplatar nuestras ricas sardinas asadas y llevarlas inmediatamente a la mesa para comerlas calentitas. Buen provecho!!
Asar sardinas en el horno.
Sardinas asadas al horno paso a paso.

Comentarios y sugerencias

Como has podido comprobar, para hacer unas ricas sardinas en el horno, solo se necesita la cantidad de sardinas que quieras y sal gorda.

Tampoco hace falta quitarles las tripas cuando se limpian, pues la sardina asada tiende a resecarse en el horno y es así como más jugosa quedará. Luego, mientras se comen se retiran y ya está, no hay ningún problema.

Eso sí, antes de hincar el diente a las sardinas, retira todo el exceso de sal que puedas!!

Comidas españolas fáciles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

catorce − ocho =

Close
© Copyright 2022 Recetinas.com
Close