Cómo congelar las verduras en casa

¿Sabías que hay muchas verduras que podemos congelar? Pues sí, aunque también es verdad que no todas se pueden congelar en crudo, hay algunas que debemos congelarlas después de un proceso que se hace para evitar posibles sorpresas de la existencia de organismos nos deseados.

Por otro lado se encuentran las verduras que no es aconsejable congelar, puesto que pierden gran parte de vitaminas y nutrientes o incluso su textura. Generalmente estas verduras son las que contienen más cantidad de agua.

Verduras que se pueden congelar directamente en crudo

Estas son las verduras que podemos meter en el congelador directamente sin realizar ningún procedimiento previo. Solo tenemos que tener en cuenta que deberemos utilizar estas verduras en menos de 20 días para evitar que comiencen a perder propiedades.

Se pueden congelar directamente

  • Brócoli
  • Coliflor
  • Calabaza
  • Zanahorias
  • Guisantes
  • Cebollas
  • Maíz
  • Judías
  • Pimientos
  • Espárragos

Verduras que hay que escaldar antes de congelar

Estas verduras necesitan de un proceso previo antes de poder congelarlas. Se trata de escaldarlas sumergiéndolas en agua hirviendo unos 3 minutos. Luego se pasan a un recipiente con agua con hielos para cortar la cocción, se secan bien y ya se pueden meter en el congelador.

Hay que escaldar antes de congelar

  • Acelgas
  • Berenjenas
  • Setas
  • Espinacas
  • Col rizada

Verduras que no se deben de congelar

Como ya he mencionado anteriormente, este tipo de verduras contienen gran cantidad de agua, por lo que si las congelamos perderán su textura y parte de propiedades.

No se deben congelar

  • Lechuga
  • Pepino
  • Apio

Lo ideal para congelar las verduras es hacerlo cuando están frescas y recién compradas. Por lo tanto, tendrás que tener una previsión de la verdura que utilizarás y cual vas a congelar para usarla más adelante.

Actualizada el 2 febrero, 2019
Compartir