Receta de bolitas de calabacín y mozzarella
Preparación: 20 min
Cocinado: 20 min
Listo en: 40 min

Si quieres probar un aperitivo delicioso y a la vez muy original, te recomiendo las bolitas de calabacín que vamos a preparar hoy. Sus ingredientes principales son el calabacín y la mozzarella, una mezcla de sabores que provocan una buena sensación para nuestro paladar.

La receta de estas “croquetas” de calabacín con mozzarella es muy fácil de hacer, sobre todo siguiendo los pasos que te indico a continuación. No lo dudes más y comienza a preparar estas bolitas que puedes servir como entrante o como guarnición para completar otros platos.

Receta de bolitas de calabacín y mozzarella

Ingredientes

  • 220 gr de mozzarella
  • 2 calabacines
  • 2 huevos
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de queso parmesano rallado
  • Perejil
  • Pan rallado
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva
  • Sal

Cómo hacer unas bolitas de calabacín y mozzarella

1Para preparar estas deliciosas bolitas primero vamos a pelar los calabacines, seguidamente retiramos los dos extremos y cortamos a cubos pequeños. Ahora los cocinamos con un diente de ajo pelado y entero en una sartén grande con un chorrito de aceite de oliva. Tapamos la sartén y removemos de vez en cuando hasta que el calabacín esté ya tierno.

2Retiramos del fuego y quitamos el diente de ajo, el cual solo hemos utilizado para dar un poquito de sabor al calabacín. Volcamos el calabacín en un recipiente lo aplastamos con un tenedro y dejaremos enfriar a temperatura ambiente. Después agregamos la mozzarella cortadita a cubos pequeños, el queso parmesano, el pan rallado, unas ramitas de perejil fresco recién picado, un huevo y salpimentamos.

3Removemos bien todos los ingredientes, primero con un tenedor y después con las propias manos para mezclarlos bien. Amasamos hasta conseguir una mezcla uniforme y compacta. Ahora ya podemos formar las bolitas cogiendo pequeñas porciones y dándolas forma de bola. Yo las suelo hacer de un tamaño no muy grande, como de una cucharada.

4Cuando terminemos toda la masa, ponemos a calentar abundante aceite en una cacerola o sartén grande. Con el aceite ya caliente, vamos pasando las bolitas de calabacín primero por huevo batido, seguidamente por pan rallado y por último las freímos en el aceite volteándolas hasta que queden doraditas por todos los lados.

5A medida que ya estén listas, las iremos retirando sobre papel de cocina para que absorba el aceite sobrante. Ahora ya podemos servir nuestras bolitas de calabacín a la mesa para disfrutarlas como aperitivo o guarnición de otros platos. Como has podido comprobar, es muy sencillo su elaboración. Buen provecho!!

Consejo de preparación: Si quieres que el rebozado quede mas consistente, solo tienes que volver a pasar las bolitas otra vez por el huevo batido y el pan rallado antes de freírlas. Y si te gusta experimentar con otros sabores, puedes añadir a la masa un poco de curry o paprika.

Actualizada el 14 agosto, 2018
Compartir