Gulas al ajillo con gambas, un aperitivo rápido para disfrutar en la mesa

28

Hoy preparamos un aperitivo muy especial, gulas al ajillo con gambas. Este plato es la imitación a las conocidas angulas o crías de las anguilas, que por su alto precio se hace difícil conseguirlas para la mayoría de los mortales.

Así que nos hacemos esta variante que esta echa a base de proteína de pescado, albúmina de huevo y pescado prensado conocido como surimi. Es un producto económico y su sabor es estupendo y con el se pueden hacer muchos platos.

Su alto valor nutricional al igual que su precio lo convierte en un buen aliado para acompañar ensaladas, huevos o tomar con un buen aliño. En esta receta las haremos acompañadas de unas ricas gambas peladas.

Receta de gulas al ajillo con gambas

Información de la receta

  • Raciones: 2 personas
  • Calorías por ración (kcal): 225
  • Tiempo de preparación: 10 minutos
  • Tiempo de cocinado: 15 minutos
  • Tiempo total: 25 minutos
  • Tipo de cocina: Española
  • Categoría: Pescados

Ingredientes necesarios

  • 250 gr de gulas
  • 100 gr de gambas peladas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 guindilla
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • ½ cucharadita de sal
  • 4 cucharadas de aceite de oliva

Preparación

Cortamos los ajos y los laminamos, ponemos a calentar aceite en una sartén a fuego medio bajo y los echamos, removemos para que se doren.

Agregamos ahora el pimentón y la guindilla partida, revolvemos todos los ingredientes para que se integren.

Añadimos las gambas y las mezclamos con el aceite y demás ingredientes para que se vayan aromatizando, las dejamos hasta que empiecen a cambiar de color y de tamaño.

Incorporamos las gulas a la sartén, las dejamos sueltas que no nos queden apelmazadas, y las mezclamos con todo con cuidado de no romperlas. Sazonamos y las dejamos por un par de minutos y las servimos calentitas junto con una hoja de laurel o de menta.

Gulas al ajillo con gambas.

Consejos para hacer unas gulas al ajillo con gambas

Si hemos comprado las gambas congeladas se recomienda descongelarlas la noche anterior en la nevera y escúrrelas bien antes de cocinarlas.

Sirve en recipientes que en caso de no servir inmediatamente puedas calentar con rapidez y mantenga el calor como es el caso de las cazuelitas de barro, son perfectas para servir este aperitivo o entrante individual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte − cinco =

Close
© Copyright 2022 Recetinas.com
Close