Alcachofas empanadas

134
Preparación: 10 min
Cocinado: 25 min
Listo en: 35 min

En esta ocasión vamos a preparar unas ricas alcachofas empanadas o rebozadas, las cuales se pueden servir como un aperitivo o bien para acompañar otros platos de carnes y pescados.

Esta sencilla receta vegetariana te puede ayudar a incluir un saludable vegetal como es la alcachofa en el menú de cualquier día de la semana.

Receta de alcachofas empanadas

Ingredientes para hacer alcachofas rebozadas

Con estas cantidades tendremos para 4 personas:

  • 24 alcachofas
  • Harina
  • 2 huevos
  • 1 limón
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva
  • 2 cucharaditas de sal

Cómo cocer las alcachofas

  1. Limpiamos las alcachofas retirando algunas hojas exteriores, no muchas, les cortamos las puntas mas duras y el tallo, las pelamos un poco y las frotamos suavemente con un limón para evitar que se oscurezcan.
  2. Ponemos a calentar suficiente agua en una cazuela con un chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal.
  3. Cuando el agua comience a hervir, añadimos las alcachofas limpias y dejamos cocer durante 15 minutos.
  4. Retiramos las alcachofas del fuego, escurrimos bien con un colador, sazonamos y reservamos.

Cómo rebozar las alcachofas

  1. En un plato hondo batimos los huevos, en otro plato ponemos harina y en otro añadimos pan rallado para rebozar las alcachofas.
  2. Vamos pasando las alcachofas una a una, primero por la harina, seguidamente por el huevo batido y por último por el pan rallado.
  3. En una sartén ponemos abundante aceite de oliva a calentar a fuego medio-alto y vamos friendo las alcachofas por tandas.
  4. Iremos dando la vuelta a las alcachofas hasta que queden doraditas por todos los lados.
  5. A medida que estén listas, las vamos sacando de la sartén y las dejaremos sobre papel de cocina para retirar el exceso de aceite.
  6. Cuando tengamos todas las alcachofas rebozadas, servimos a la mesa en una fuente o complementando otros platos. Están deliciosas!!
Comidas españolas fáciles

Comentarios y sugerencias

Si quieres ahorrar tiempo, puedes utilizar alcachofas congeladas, de esas que están ya limpias, incluso se pueden comprar alcachofas baby pequeñas que son mucho más tiernas.

Lo único que debemos tener en cuenta si utilizamos alcachofas congeladas, es seguir los pasos de cocción que nos indica el fabricante en el paquete, después la elaboración sigue siendo la misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

9 + 12 =

Close
© Copyright 2022 Recetinas.com
Close