Natillas caseras

138
Preparación: 10 min
Cocinado: 15 min
Listo en: 25 min

Recuerdo las natillas caseras que hacía mi madre, ese delicioso sabor me transporta a esos maravillosos años cuando tan solo era un niño. Creo que lo mismo os sucederá a la mayoría de vosotros cuando probéis este delicioso postre, pues la receta que propongo hoy es la tradicional de toda la vida.

Hacer unas natillas con galleta es muy fácil y si todavía no sabes cómo se preparan, aquí en esta receta te lo voy a mostrar paso a paso.

Las natillas son un postre que siempre nos puede apetecer al finalizar una comida o como merienda a mitad de la tarde, a los niños les encanta las natillas caseras de huevo y en poco tiempo las puedes tener listas para comer.

Receta de natillas caseras con galleta

Ingredientes para hacer natillas tradicionales

Con estas cantidades tendremos para 6 personas:

  • 1 litro de leche
  • 6 yemas de huevo
  • 15 gr de maizena
  • 150 gr de azúcar
  • 1 rama de canela
  • 8 gr de azúcar vainillado (opcional)
  • Galletas María
  • Un trocito de piel de limón (solo la parte amarilla)
  • Canela en polvo para decorar

Aromatizar la leche para las natillas

  1. Lo primero que tenemos que hacer para preparar estas ricas natillas de huevo es calentar a fuego suave en un cazo la leche, a excepción de un vaso que reservaremos fría. Añadimos al cazo un trozo de piel de limón (solo la parte amarilla) y la rama de canela.
  2. Cuando la leche comience a hervir, bajamos a fuego suave y dejamos hasta que comience a hervir.
  3. Retiramos del fuego y dejamos reposando durante 10 minutos para que la leche absorba el sabor del limón y la canela.

Cómo preparar la crema para las natillas

  1. Mientras la leche hierve, agregamos la maizena en el vaso de leche fría que habíamos reservado al principio y removemos bien hasta que se haya disuelto del todo y desaparezcan los grumos.
  2. Ahora cascamos los huevos y separamos las claras de las yemas, guardando las claras para utilizarlas en otras recetas, ya que en esta solo utilizaremos las yemas.
  3. En un bol añadimos las yemas, el azúcar y el vaso de leche con maizena. Batimos enérgicamente utilizando unas varillas e intentando que no quede ningún grumo.
  4. Cuando hayan transcurrido los 10 minutos de reposo de la leche, la colamos y la verteremos muy poco a poco en el bol de las yemas sin dejar de remover con las varillas.
  5. Continuamos hasta que hayamos vertido toda la leche del cazo y se haya formado una especie de espuma por la superficie.
  6. Seguidamente volcamos el contenido del bol otra vez al cazo y lo ponemos a calentar con el fuego muy bajo, ya que esta mezcla se puede quemar con mucha facilidad. Por lo tanto, mantenemos el fuego muy suave y no dejamos de remover con las varillas.
  7. Al cabo de 10 minutos aproximadamente sin dejar de remover lentamente, las natillas comenzará a espesar y la espuma habrá desaparecido por completo.

Presentación de las natillas caseras

  1. Retiramos el cazo del fuego, vertimos las natillas distribuidas en vasos o recipientes individuales y dejamos enfriar a temperatura ambiente.
  2. Cuando se hayan atemperado, decoramos cada una con una galleta y metemos las natillas en el frigorífico para luego servirlas frías.
  3. A la hora de servir las natillas caseras, solo nos queda espolvorear un poco de canela por encima de cada una a nuestro gusto. Ahora a disfrutar de una deliciosas natillas que seguro repetirás.

Consejos para hacer natillas caseras tradicionales

Estas son unas natillas fáciles de hacer, pero es muy importante que para hacer las natillas solo utilicemos la parte amarilla (exterior) de la piel del limón, ya que la parte blanca puede darle un sabor agrio a la leche.

Si las natillas las quieres un poco más espesas, solo tienes que añadir mas cantidad de maizena, y si por el contrario te gustan menos espesas, disminuye la cantidad de maizena que añadimos a la leche.

Comidas españolas fáciles

Otras recetas similares que puedes hacer en casa

Si te gustan las natillas y los flanes tanto como a mi, seguro que ya habrás probado el flan de huevo tradicional, el que se hace al baño María y que nos transporta al pasado, cuando de niños nuestra madre hacía este maravilloso dulce.

Otro postre muy parecido al anterior es el flan casero con sabor a naranja, igualmente se prepara en el horno al baño María, pero en este caso lo hacemos con jugo de naranja, una opción más que tenemos para un delicioso postre.

Y con una elaboración un poquito más trabajada, podemos optar por un rico chocoflan o pastel imposible, una receta en la que tendremos que hacer una torta de chocolate que además lleva flan y caramelo. En este caso también se utiliza el horno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × 5 =

Close
© Copyright 2022 Recetinas.com
Close