Quiche de jamón y espinacas

Hoy vamos a preparar una estupenda quiche de jamón, espinacas y queso fundido. Un bocado delicioso que puedes hacer fácilmente siguiendo los pasos de esta receta.

Quiche de jamón y espinacas

La quiche es un plato de origen francés que se ha traspasado fronteras, convirtiéndose en un plato muy popular en gran parte del mundo. Se cree que su origen se remonta a la región de Lorena, en el noreste de Francia, aunque también se le atribuye a la región de Alsacia.

La quiche de jamón y espinacas es una variante de este plato, que combina ingredientes como jamón, espinacas, huevos, crema y queso en una base de masa quebrada o masa brisa.

El método de preparación de la quiche de jamón y espinacas es bastante sencilla en esta ocasión, pues la vamos a preparar con masa quebrada comprada en el supermercado, por lo que vamos a ahorrar bastante tiempo en su elaboración, así que solo hay que estirarla un poco y acomodarla sobre el molde y pincharla varias veces con un tenedor.

Por otro lado, se saltean las espinacas en una sartén con un poco de aceite de oliva hasta que se pochen. Luego se añade el jamón cortado en trozos pequeños y se cocina por unos minutos más. En un bol aparte, se baten los huevos junto con la crema, la sal y la pimienta. Se añade el queso rallado y se mezcla bien.

Por último, se vierten todos los ingredientes sobre la masa, y se hornea en el horno precalentado a 180°C durante aproximadamente 30-40 minutos, o hasta que esté dorada y firme al tacto.

Información de la receta

  • Raciones: 4 personas
  • Calorías por ración (kcal): 422
  • Tiempo de preparación: 20 minutos
  • Tiempo de cocinado: 40 minutos
  • Tiempo total: 1 hora
  • Tipo de cocina: francesa
  • Categoría: plato principal

Ingredientes necesarios

  • 1 lámina de masa quebrada
  • 360 gr de espinacas congeladas
  • 150 gr de taquitos de jamón serrano
  • 200 ml de nata para cocinar
  • 120 gr de queso rallado
  • 3 huevos
  • Nuez moscada
  • Pimienta
  • Sal

Preparación de la quiche de jamón y espinacas

Empezamos por encender nuestro horno y precalentarlo a 180º C. Ahora cocemos las espinacas en una olla con suficiente agua hirviendo y una pizca de sal. Escurrimos bien las espinacas cuando estén cocidas y reservamos.

En un cuenco batimos los huevos e incorporamos la nata para cocinar, una pizca de nuez moscada, los taquitos de jamón, las espinacas y los 2/3 del queso rallado. Salpimentamos al gusto, teniendo en cuenta que ya el jamón serrano puede aportar algo de sal. Removemos bien para que todos los ingredientes se mezclen perfectamente.

Después vamos a utilizar un molde para quiche con el fondo desmontable. Acomodamos la lámina de masa quebrada sobre el molde cubriendo la base y los bordes. Pinchamos con un tenedor en varias zonas de la masa para evitar que suba en el horneado.

Seguidamente añadimos y repartimos bien toda la mezcla que hemos preparado. Espolvoreamos por encima el queso rallado que nos queda y la metemos en el horno. Horneamos durante 40 minutos aproximadamente. Sacamos del horno y servimos directamente a la mesa.

Utensilios recomendados para esta receta

No se han encontrado productos.

Los precios de los productos publicados han sido actualizados el 28/05/2024.

Resumen fácil de la receta

  1. Precalentar al horno a 180º C.
  2. Cocer las espinacas en abundante agua hirviendo con sal. Escurrir y reservar.
  3. Mezclar en un recipiente los huevos batidos, la nata, una pizca de nuez moscada, el jamón en taquitos, las espinacas y 2/3 del queso rallado, sal y pimienta al gusto.
  4. Colocar la lámina de masa quebrada sobre el molde cubriendo base y borde.
  5. Pinchar con un tenedor la base de la quiche.
  6. Distribuir la mezcla por toda la base, espolvorear el queso rallado sobrante y hornear unos 40 minutos a 180º C.

4,90/5 de 12 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *