Tomates secos en aceite

Con esta sencilla receta conseguirás preparar una estupenda conserva de tomates secos en aceite de oliva que pueden durar hasta seis meses en la despensa, una buena opción para montar unos aperitivos deliciosos o acompañar otros platos.

Receta de Tomates secos en aceite

En esta receta vamos a preparar una conserva típica de Italia y de zonas mediterraneas, donde los tomates se hidratan para luego guardarlos en botes con aceite, de esta manera los puedes disfrutar durante todo el año. Esta conservación aporta a los tomates un sabor mucho más intenso, lo que favorece para luego usarlos en hacer aperitivos o para enriquecer los platos, así como saborearlos con tostadas crujientes, riquísimos!.

Algunas ideas de recetas en las que los puedes incorporarlos, están las tostadas de carne picada de cerdo, donde sería un ingrediente perfecto para combinar.

En la tosta de pimientos con atún y huevo, puedes añadir alguno de los tomates para realzar el sabor. En platos como la ternera salteada con verduras, los tomates serán un aliciente más para disfrutar de esta receta oriental.

Receta de tomates secos en aceite

Información de la receta

  • Raciones: 4 personas
  • Calorías por ración (kcal): 148
  • Tiempo de preparación: 10 minutos
  • Tiempo de Reposo: 1 hora
  • Tiempo total: 1 hora y 10 minutos
  • Tipo de cocina: Italiana
  • Categoría: Verduras

Ingredientes necesarios

  • 200 gr de tomates secos
  • 1 guindilla
  • 3 granos de pimienta negra
  • 1 ramita de tomillo
  • 3 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • 5 gr de sal

Preparación

Hidratamos los tomates secos metiéndolos en un bol amplio con agua caliente y dejamos que se hidraten durante una hora aproximadamente. Pasado el tiempo los escurrimos, secamos con papel absorbente y reservamos

Para hacer cualquier tipo de conserva, es necesario contar con un bote o tarro de cristal y que esté esterilizados. Para ello, le retiramos la tapa y metemos ambos en una olla con suficiente agua que lo cubra. Calentamos a fuego medio y lo tenemos 15 minutos a partir de que el agua comience a hervir. Luego lo sacamos con cuidado para no quemarnos y lo colocamos boca abajo en un escurridor o un paño limpio hasta que se seque por completo.

Una vez seco y esterilizado el bote, introducimos en el los tomates hidratados, los dientes de ajo sin piel y machacados, una ramita de tomillo fresco, pimienta en grano, la guindilla y una buena pizca de sal.

Vertemos aceite de oliva suficiente hasta cubrir hasta arriba del todo, cerramos el bote con la tapa y lo introducimos en una olla, añadimos agua hasta cubrirlo y calentamos a fuego medio. Contamos 15 minutos a partir de que el agua hierba y luego, sacamos con cuidado y dejamos que se enfríe boca abajo.

De esta forma, hemos conseguido hacer «el vacío» y podemos tener conservados nuestros tomates en aceite durante un máximo de 6 meses. Guardar en lugar oscuro y seco hasta el momento de su consumo.

Tarros de tomates secos con aceite
Tomates secos en aceite.

Utensilios recomendados para esta receta

Aunque siempre podemos reutilizar los tarros de cristal de las mermeladas y otras conservas que compramos en el supermercado, siempre viene bien tener en casa algunos de repuesto.

A continuación, te muestro una buena oferta que adquirí la semana pasada y que me ha venido genial para elaborar mis conservas caseras.

No se han encontrado productos.

Los precios de los productos publicados han sido actualizados el 28/05/2024.


5,00/5 de 2 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *