Torreznos

120
Preparación: 10 min
Cocinado: 40 min
Listo en: 50 min

Los torreznos son típicos en prácticamente toda la Comunidad de Castilla y León, extendiéndose su popularidad por toda la geografía española, donde es muy habitual degustarlos como aperitivo en una terraza de algún bar o taberna mientras se toma una cervecita bien fresquita.

El torrezno proviene de la panceta adobada del cerdo, la cual contiene tocino y algo de piel. Cuando se fríe con aceite de girasol, el torrezno queda con la parte de la piel o corteza muy crujiente y la carne tierna y jugosa, lo que te asegura todo un manjar para el paladar.

En realidad, los ingredientes que se necesitan para hacer torreznos en casa son los mínimos, pues con una buena pieza de panceta adobada o curada y un buen chorro de aceite de girasol será más que suficiente.

Así que si te animas a prepararlos, vamos a «meternos al lío» en la cocina y verás cómo disfrutas con toda la familia de un aperitivo espectacular.

Receta de torreznos

Ingredientes para hacer torreznos caseros

Con estas cantidades tendremos para 8 raciones:

  • 750 gr de panceta adobada o tocino de cerdo
  • Aceite de girasol

Para cocinar torreznos no se utiliza sal porque la panceta ya lleva su parte, pero aún así, hay quien les pone un poquito pero sin pasarse, porque a la hora de comerlos estarían demasiado salados.

Cómo hacer unos torreznos

  1. Para hacer nuestros torreznos debemos comenzar por cortar la panceta en tiras, de unos 2,5 cm de grosor aproximadamente.
  2. Colocamos los torreznos con la piel boca abajo y añadimos el suficiente aceite de girasol hasta llegar a la mitad de la altura de los torreznos, quedando la parte de la piel o corteza completamente cubierta.
  3. Calentamos el aceite a fuego bajo y dejamos que se frían durante 25-30 minutos o hasta que la corteza quede completamente hinchada.
  4. Ahora subimos el fuego al máximo y giramos las tiras de panceta para que se hagan por todos los lados durante un par de minutos, o hasta que se pongan doraditas.
  5. Escurrimos los torreznos y retiramos a un plato forrado con papel absorbente para retirar el máximo de aceite posible.
  6. Probaremos uno y si es necesario, rectificaremos el punto de sal dejándolos a nuestro gusto. Ahora ya podemos disfrutar de unos deliciosos torreznos con su corteza crujiente, así que solo queda cortar las tiras en trozos de bocado y servirlos calentitos. Buen provecho!!

Con qué acompañar unos torreznos

Como ya he comentado al principio de esta receta, los torreznos son perfectos para formar parte de un buen aperitivo con una cervecita bien fresquita, y se pueden comer solos o bien colocándolos sobre unas rebanadas de pan.

También van estupendamente como complemento adicional de unas patatas revolconas, unas patatas a lo pobre o incluso, como acompañamiento de unos simples huevos fritos.

Comidas españolas fáciles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 + 4 =

Close
© Copyright 2022 Recetinas.com
Close