Berenjenas con miel de caña

Hacer unos ricos bastones de berenjena con miel de caña es muy fácil con esta receta de hoy. Disfruta de este delicioso plato típico de la gastronomía cordobesa en tu próximo aperitivo.

Berenjenas con miel de caña
Berenjenas con miel de caña.

Las berenjenas con miel de caña, es un plato tradicional de la cocina española que tiene su origen concretamente en Andalucía y particularmente en la región de Córdoba, aunque se cree que está muy arraigado también a la cultura árabe. La combinación de berenjenas crujientes fritas con la dulzura de la miel de caña crea una experiencia única y llena de sabor que hace las delicias de todos los comensales.

El método de preparación puede variar ligeramente según las preferencias personales. Tradicionalmente, las berenjenas se cortan en rodajas o en palitos y luego se salan para ayudar a eliminar el amargor de las berenjenas y realzar su sabor. Luego se enjuagan y se sumergen en cerveza o leche durante unos minutos, y posteriormente, se enharinan ligeramente y se fríen en aceite caliente.

Este delicioso bocado se sirve caliente y se vierte un chorrito de miel de caña por encima justo antes de llevarlo a la mesa. Las berenjenas con miel crujientes se pueden comer solas en un aperitivo o entrante, o como acompañamiento de otros platos, puesto que combinan perfectamente con una variedad de carnes, como por ejemplo pollo a la parrilla o unas milanesas de ternera, así como con algunos platos de pescados y mariscos.

Sin duda, la dulzura de la miel de caña complementa muy bien con el sabor de la berenjena, creando un equilibrio armonioso con textura crujiente que consigue sorprender a todos los comensales.

Información de la receta

  • Raciones: 4 personas
  • Calorías por ración (kcal): 144
  • Tiempo de preparación: 5 minutos
  • Tiempo de reposo: 1 hora
  • Tiempo de cocinado: 10 minutos
  • Tiempo total: 1 hora y 15 minutos
  • Tipo de cocina: española
  • Categoría: verduras

Ingredientes para las berenjenas fritas con miel de caña

  • 2 berenjenas
  • Miel de caña (al final de la receta te muestro dónde la puedes conseguir)
  • 1 cerveza o un vaso de leche
  • Harina
  • Aceite de oliva
  • Sal

Cómo preparar berenjenas con miel de caña

Lo primero que haremos será lavar las berenjenas y quitarles el tallo. Seguidamente, cortamos las berenjenas en bastones de aproximadamente un centímetro de grosor. Añadimos una buena pizca de sal, mezclamos bien, y dejamos durante 30 minutos sobre un colador. De esta forma, conseguiremos que la berenjena sude y suelte parte de su amargor.

Trascurrido ese tiempo, enjuagamos los bastones de berenjena y los colocamos en un bol. Cubrimos con la cerveza o la leche y dejamos reposar durante 30 minutos más. Con esto conseguimos que al freír la berenjena no absorba demasiado aceite.

Secamos los bastones con cuidado y con la ayuda de papel de cocina, enharinamos ligeramente retirando el exceso dando unos golpecitos y freímos los bastones por tandas en una sartén a fuego medio-alto y con dos dedos de aceite de oliva caliente.

Cuando comiencen a dorarse, escurrimos y dejamos los bastones sobre papel de cocina absorbente para retirar el exceso de aceite. Repetimos la operación hasta tener todos los bastones fritos. Emplatamos y antes de llevar a la mesa, vertemos por encima un chorrito de miel de caña al gusto.

Ingredientes recomendados para esta receta

La calidad de la miel de caña juega un papel importante en esta receta. A continuación, te muestro la que yo utilizo en mi cocina.

Miel de Caña 460 gr de Nostra Senyora Carme
Miel de caña para endulzar tus postres preferidos y otras elaboraciones como las populares berenjenas con miel. Bote de 460 gr con precinto de seguridad y certificación de calidad.

Los precios de los productos publicados han sido actualizados el 1/03/2024.

Resumen fácil de la receta

  1. Lavar las berenjenas y retirar el tallo.
  2. Cortarlas en bastones de un centímetro de grosor, agregar sal, mezclar y dejar reposar sobre un colador durante 30 minutos.
  3. Enjuagar los bastones de berenjena, colocarlos en un recipiente y cubrir con cerveza o leche. Dejar reposar otros 30 minutos.
  4. Secar los bastones, enharinar ligeramente y freír por tandas en abundante aceite caliente hasta que comiencen a dorarse.
  5. Escurrir y dejar sobre papel absorbente de cocina.
  6. Emplatar, verter un chorrito de miel de caña al gusto y servir.

4,50/5 de 2 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *