Compota de manzana

123
Preparación: 5 min
Cocinado: 30 min
Listo en: 35 min

Una de las llamadas «recetas de la abuela» que no pueden faltar en tu recetario es la compota de manzana casera de toda la vida. Con una preparación muy sencilla en la que solo vamos a necesitar cuatro ingredientes para hacerla.

Yo suelo servirla siempre de postre, pero también puede utilizarse como ingrediente de otras elaboraciones, sobre todo en repostería o otros platos dulces o salados, incluso la compota tiene su cabida en la gastronomía vegana como sustitutivo del huevo.

El caso es que si nunca has probado una compota de manzana, te animo a seguir los pasos que te indico a continuación y verás cómo disfrutas con este espectacular dulce.

Receta de compota de manzana casera

Ingredientes para hacer compota de manzana

Con estas cantidades tendremos para 4 personas:

  • 4-5 manzanas
  • 1 ramita de canela
  • 6 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de zumo de limón (opcional)
  • 250 ml de agua

Cómo hacer una compota de manzana

  1. Pelamos las manzanas y las troceamos en dados pequeños desechando el corazón y las semillas.
  2. Ponemos a calentar un cazo a fuego fuerte con las manzanas troceadas, el agua, el azúcar, el zumo de limón y la ramita de canela.
  3. En el momento que comience a hervir, reducimos el fuego a medio, tapamos y cocinamos durante 30-35 minutos removiendo de vez en cuando hasta lograr la textura deseada.
  4. Retiramos del fuego y quitamos la ramita de canela. Seguidamente pasamos la compota por el pasapurés o aplastamos con un tenedor hasta que la manzana quede totalmente desecha. Si lo prefieres, puedes servir la compota sin deshacer la manzana, eso ya es cuestión de gustos.
  5. Ahora solo queda dejarla unos minutos hasta que se atempere un poco y servirla a la mesa. Buen provecho!!

Comentarios y sugerencias

La compota de manzana es perfecta para aprovechar esas manzanas que están a punto de ponerse feas en el frutero, siendo las más recomendables las manzanas Golden o las Reinetas, pues son dos variedades que al cocerlas se reblandecen mucho antes que otras.

Son muchos los postres en los que la compota puede ser un gran aliado pero, ¿sabías que también se utiliza en platos salados?. Pues sí, deberías probarla con carnes como el pollo asado, el solomillo ibérico o el pato al horno.

El zumo de limón que se utiliza para hacer compota es simplemente para evitar que la manzana se oscurezca, por lo tanto, es un ingrediente que se puede omitir sin ningún problema.

La compota de manzana también se puede servir fría después de haberla introducido en el frigorífico durante un par de horas. De hecho, a mi personalmente me gusta más así, sobre todo para los días calurosos de verano, cuando todos buscamos postres refrescantes.

Comidas españolas fáciles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × cinco =

Close
© Copyright 2022 Recetinas.com
Close