Receta de helado de vainilla casero
Preparación: 30 min
Congelación: 7 hr
Listo en: 7 hr y 30 min

Hoy quiero enseñarte cómo se hace un helado de vainilla casero de forma fácil para que lo disfrutes en los días calurosos del verano. Se puede servir en forma de bola para degustarlo en un cucurucho, en tarrina o también lo podemos utilizar para acompañar otros postres.

El caso es que siguiendo los pasos que te indico a continuación, te aseguro que va a quedar un helado de vainilla mucho más rico que el que puedes comprar en los supermercados. Así que vamos rápidamente a ponernos en la cocina.

Receta de helado de vainilla casero

Ingredientes

  • ½ litro de nata para montar
  • 250 ml de leche
  • 140 gr de azúcar
  • 1 vaina de vainilla
  • 3 yemas de huevo
  • 10 gramos de fécula de maíz

Cómo hacer un helado de vainilla casero

1Lo primero que vamos a hacer es abrir la vaina de vainilla por la mitad con la ayuda de la punta de un cuchillo. Seguidamente la añadimos a una cacerola junto con 250 ml de nata para montar (justo la mitad), el azúcar y 200 ml de leche. Ahora ponemos la cacerola a calentar en el fuego.

2Justo cuando comience a hervir, apartaremos la cacerola del fuego y la dejamos reposar a temperatura ambiente hasta que se entibie. Mientras tanto vamos a mezclar la fécula de maíz con los 50 ml de leche que nos han sobrado. Utilizaremos para ello, un batidor de varillas hasta que la fécula quede bien incorporada y reservamos.

3En un recipiente batimos las yemas de huevo e incorporamos la mezcla que habíamos preparado con la fécula de maíz. Seguidamente verteremos esta mezcla en la cacerola mientras removemos constantemente, tratando de evitar que se nos formen grumos.

4Después volvemos a poner la cacerola a calentar hasta que comience a hervir y removiendo lentamente. Cuando hierva retiramos del fuego y volcamos el contenido en un recipiente amplio, que puede ser de plástico o de cristal. Lo ponemos dentro de una tinaja con agua fría para que se enfríe y mientras lo batiremos con el batidor de varillas de forma constante hasta que ya esté frío.

5Ahora agregamos los otros 250 ml de nata que nos había quedado, removemos y metemos el recipiente en el congelador hasta que se haya formado nuestro helado de vainilla casero. Para evitar que se cristalice, es recomendable que lo removamos cada 15 minutos en la primera hora de congelación y cada 30 minutos durante las próximas 2 horas, dejándolo otras 4 horas para que finalice la congelación. Si dispones de heladera, en apenas unos 30 minutos ya puedes disfrutar de este delicioso helado.

Consejo de presentación: Lava y limpia con agua unas fresas para luego cortarlas a trozos. Pon en una copa de postre de las anchas, una bola de helado de vainilla en el centro y alrededor los trocitos de fresa. Está de rechupete!!

Actualizada el 19 agosto, 2018
Compartir