Mejillones en salsa verde

145
Preparación: 10 min
Cocinado: 10 min
Listo en: 20 min

El mejillón también conocido con el nombre de mojojón o macillón, es un molusco muy apreciado en nuestra gastronomía, el cual se suele servir cocido al vapor y con algún tipo de salsa.

Hoy vamos a preparar unos sabrosos mejillones con una sencilla pero deliciosa salsa verde. Una receta muy tradicional con la que tendremos un estupendo entrante o aperitivo listo en pocos minutos.

Receta de mejillones en salsa verde

Ingredientes para preparar los mejillones

Con estas cantidades tendremos para 4 personas:

  • 2 kg de mejillones
  • 3 dientes de ajo
  • 100 ml de vino blanco
  • 100 ml de agua
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharada de harina
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva
  • Sal

Cómo cocinar unos mejillones con salsa verde

  1. Comenzamos limpiando los mejillones, retirando las barbas y toda la suciedad adherida que puedan tener. Para ello, los podemos frotar con un estropajo de acero o rasparlos con la hoja de un cuchillo.
  2. Enjuagamos bien con agua los mejillones, seguidamente escurrimos y los introducimos en una olla grande junto con medio vaso de agua y una hoja de laurel.
  3. Ponemos la olla a calentar a fuego medio, tapamos y cocinamos aproximadamente unos 5 minutos hasta que se abran los mejillones. Retiramos del fuego y reservamos.
  4. Vertemos una cucharada de aceite de oliva en una cazuela y calentamos a fuego medio.
  5. Añadimos los dientes de ajo previamente picados finamente y cocinamos durante 2-3 minutos hasta que comiencen a dorarse.
  6. Incorporamos una cucharada de harina y cocinamos durante un minuto sin dejar de remover.
  7. Agregamos un puñadito de perejil fresco recién picado y vertemos el vino blanco.
  8. Cocinamos un minuto removiendo, seguidamente vertemos el agua y continuamos removiendo hasta que la salsa comience a espesar.
  9. Rectificamos el punto de sal dejando la salsa a nuestro gusto y retiramos del fuego.
  10. Desechamos la cáscara vacía de los mejillones y los colocamos en una fuente o plato grande.
  11. Rociamos los mejillones con la salsa verde y servimos inmediatamente para comerlos calentitos. Buen provecho!!

Trucos para cocinar unos ricos mejillones

La presentación de los mejillones en la mesa es muy importante para que a todos los comensales les apetezca probarlos con tan solo mirarlos. Para ello es fundamental limpiarlos concienzudamente.

Un truco para limpiar los mejillones es hacerlo bajo el agua del grifo mientras los frotamos con un estropajo metálico, así conseguiremos quitar toda la suciedad adherida en sus conchas. También hay que retirar las barbas, cosa que se puede hacer fácilmente estirando de ellas con una pinza o con un cuchillo.

Aunque podemos encontrar mejillones en las pescaderías durante todo el año, la mejor época para consumirlos comienza en septiembre y termina en abril del año próximo. Debemos fijarnos en que sean de tamaño considerable, que pesen y que en su interior no tengan agua.

Si después de cocer los mejillones vemos que alguno se ha quedado cerrado por completo, no hay que intentar abrirlo a la fuerza porque eso quiere decir que está malo y hay que desecharlo. Hay que tener en cuenta que la ingesta de mejillones en malas condiciones puede provocar gastroenteritis y que en algunas ocasiones pueden ser peligrosas.

Comidas españolas fáciles

Cómo elegir unos mejillones frescos

Para saber si los mejillones son frescos, lo mejor es fijarse en aquellos que tienen la concha cerrada, brillante y húmeda, o en el caso de que la tengan ligeramente abierta, hay que darles un ligero golpecito para comprobar que se cierran por sí solos y casi al instante, así es como podemos saber que están vivos. De lo contrario, tendremos que descartarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × cinco =

Close
© Copyright 2022 Recetinas.com
Close