Mermelada de pera, receta fácil para aprovechar esta fruta de temporada

116

Para hacer mermelada de pera casera, por norma general sólo necesitamos tres ingredientes; unas peras, azúcar y un poco de jugo de limón. Con esto y un poco de paciencia en la cocina, podemos disponer de una buena remesa de mermelada para disfrutar en el desayuno o para utilizarla en postres y otras elaboraciones.

Como vas a comprobar a continuación, hacer mermelada casera es bastante fácil, lo único que debemos tener en cuenta es que para envasarla y conservarla, hay que utilizar tarros de cristal debidamente esterilizados y envasar la mermelada al vacío para poder conservarla en condiciones óptimas.

Receta de mermelada de pera casera

Información de la receta

  • Cantidad: 800 gr
  • Calorías por ración (kcal): 232
  • Tiempo de preparación: 5 minutos
  • Tiempo de cocinado: 45 minutos
  • Tiempo total: 50 minutos
  • Tipo de cocina: Internacional
  • Categoría: Mermelada

Ingredientes necesarios

  • 2 kg de peras
  • 800 gr de azúcar
  • Zumo de ½ limón

Preparación

Lo primero que tenemos que hacer es pelar las peras, retirar las pepitas y luego cortarlas en dados pequeños. Introducimos las peras troceadas en una cazuela junto con el azúcar y el zumo de limón.

Ponemos a calentar la cazuela a fuego medio-bajo y cocinamos durante 45 minutos aproximadamente y removiendo de vez en cuando para evitar que se pegue.

Transcurrido el tiempo indicado y cuando la mermelada haya adquirido la consistencia deseada, retiramos la cazuela del fuego y dejamos atemperar 10 minutos antes de introducir la mermelada en tarros de cristal.

Vista de la mermelada de pera
Mermelada de pera.

Cómo se esterilizan los tarros de cristal

Antes de introducir la mermelada, es importante esterilizar los tarros de cristal para que estén completamente limpios. Para ello, introducimos los tarros y las tapas en una olla, cubrimos de agua y calentamos a fuego medio.

Cuando comience a hervir, contaremos 15 minutos y retiramos la olla del fuego. Sacamos los botes y las tapas con mucho cuidado de no quemarnos y los dejamos escurrir antes de utilizarlos.

Cómo se envasa la mermelada al vacío

En el fondo de una olla colocaremos un paño de cocina limpio. Encima pondremos los tarros de cristal llenos de mermelada y bien cerrados con su respectiva tapa.

Vertemos agua hasta cubrir los botes y calentamos la olla a fuego medio. Cuando comience a hervir el agua, contaremos unos 40 minutos, después retiramos del fuego y dejamos hasta que se enfríen por completo.

Ahora ya solo queda guardar los tarros de mermelada en un lugar alejado de la luz. Es recomendable poner una etiqueta en los tarros con información del tipo de producto y la fecha de envasado.

Otras recetas de mermeladas caseras

Una de las que más me gustan es la mermelada de ciruelas. Ideal para hacer en plena temporada y guardar unos cuantos tarros para el resto del año.

¿Has probado alguna vez la mermelada de higos? Básicamente hay que seguir los mismos pasos que en esta receta, siendo los higos el único ingrediente que cambia.

Y si quieres algo diferente pero a la vez delicioso para untar las tostadas del desayuno, te recomiendo la mermelada de tomate. Una elaboración igual de sencilla que la que hemos visto hoy.

Comidas españolas fáciles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × tres =

Close
© Copyright 2022 Recetinas.com
Close