Receta de pollo frito con salsa de ajo
Preparación: 20 min
Cocinado: 15 min
Listo en: 35 min

La carne de pollo es la que más se utiliza en prácticamente todas las cocinas del mundo, ya que suele ser la más económica y además contiene gran cantidad de proteínas y nutrientes.

En esta ocasión vamos a preparar un delicioso pollo frito que acompañaremos con una salsa especial de ajo, pero recuerda que puedes cambiar esta salsa por otra cualquiera que te guste más.

Receta de pollo frito con salsa de ajo

Ingredientes para 4 personas

  • 600 gr de pollo troceado
  • 2 dientes de ajo
  • El zumo de 1 limón
  • ¼ de vaso de salsa de soja
  • ¼ de vaso de miel
  • 1 cucharadita de romero
  • Harina
  • Pimienta molida
  • Aceite para freír

Ingredientes para la salsa de ajo:

  • 4 dientes de ajo
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 taza de aceite de oliva
  • Pimienta
  • Sal

Cómo hacer pollo frito con salsa de ajo

1En un recipiente vamos a hacer una mezcla con el zumo de limón, los dientes de ajo previamente pelados y picados, la miel, la soja, el romero y la pimienta. Cuando tengamos ya la mezcla, meteremos el pollo troceado y lo impregnamos bien por todos los lados. Metemos el recipiente en el frigorífico y dejamos marinar durante 60 minutos como mínimo.

2Mientras tanto, vamos a preparar la salsa de ajo. Para ello primero pelamos los dientes de ajo y los trituramos en la batidora junto con una cucharada de zumo de limón. Seguidamente, añadimos el huevo, salpimentamos y continuamos batiendo.

3Ahora añadiremos el aceite de oliva poco a poco y sin dejar de batir para que no se corte. Es conveniente que lo hagamos muy despacito, ya que si este punto nos sale mal, es posible que la salsa se nos corte o que no alcance el punto deseado.

4Cuando terminemos de añadir el aceite, debemos de seguir removiendo hasta que la salsa obtenga la consistencia deseada. Cuando ya se encuentre espesita, la volcaremos en un recipiente y la meteremos en el frigorífico por lo menos 30 minutos.

5Al momento de freír el pollo, calentamos abundante aceite en una sartén y sacamos el pollo marinado del frigorífico. Cuando el aceite esté bien caliente, pasamos los trozos de pollo por harina y los comenzamos a freír volteándolos para que se vayan haciendo por todos los lados.

6Cuando los trozos de pollo estén doraditos, los retiramos y los dejaremos sobre papel de cocina absorbente para eliminar el exceso de aceite. Luego los ponemos en una fuente y servimos a la mesa junto con la salsa de ajo que tenemos en el frigorífico. Buen provecho!!

Actualizada el 14 marzo, 2018
Compartir