Mousse de chocolate

181
Preparación: 20 min
Cocinado: 5 min
Refrigerado: 2 hr
Listo en: 2 hr y 25 min

La mousse de chocolate es un postre clásico muy fácil de preparar que podemos elegir para terminar cualquier comida o para ocasiones en las que nos apetece hacer algo de dulce.

En esta ocasión vamos a preparar esta deliciosa mousse de chocolate sin huevo para evitar posibles problemas derivados del mismo, lo mejor de todo es que nos saldrá igual de bueno y esponjoso omitiendo este ingrediente.

Antes de hacerla yo creía que resultaría algo complicada, pero puedo asegurarte que es todo lo contrario, además hoy la vamos a elaborar con solo tres ingredientes, los cuales es posible que ya tengas en casa.

Receta de mousse de chocolate casero

Ingredientes para hacer mousse de chocolate

Con estas cantidades tendremos para 4 personas:

  • 200 gr de chocolate negro
  • 50 gr de mantequilla
  • 400 gr de nata para montar o crema de leche

Preparando el chocolate para la mousse

  1. Lo primero que tenemos que hacer para preparar este mousse es poner a calentar agua en una cazuela hasta que hierva. Entonces le acoplamos encima un bol de manera que la base no toque el agua.
  2. Cortamos la tableta de chocolate en cuadrados y la ponemos en el bol, añadimos ahora la mantequilla y sin dejar de remover con la lengua de cocina, le vamos dando vueltas hasta que veamos que el chocolate está derretido y la mezcla homogeneizada.
  3. El chocolate y la mantequilla también se puede fundir en el microondas, pero el tema es muy delicado porque si nos pasamos de tiempo o potencia, podemos liar una buena.
  4. Apagamos el fuego y sin retirar de la cazuela el bol, añadimos 100 gr de la nata y removemos constantemente hasta que este disuelto y reservamos. Si usamos chocolate negro probamos y si es necesario añadimos un poco de azúcar.

Montar la nata y preparación de la mousse

  1. Para montar la nata sin problemas debemos tenerla bien fría y lo mismo pasa con los utensilios que vamos a utilizar, así que antes tendremos que meter en el congelador el recipiente donde la vamos a batir y las varillas durante unos minutos hasta que se enfríen.
  2. Ponemos la nata líquida bien fría en el recipiente y batimos con la batidora de varillas hasta que la nata suba a punto de chantilly.
  3. Ahora mezclamos esta nata con el chocolate fundido que habíamos reservado, introduciendo poco a poco la nata y mezclando con movimientos envolventes hasta conseguir que se integre perfectamente.
  4. Nos tiene que quedar una crema suave, la cual vamos a repartir en cuatro recipientes individuales y seguidamente los metemos en la nevera durante 2 horas aproximadamente hasta que la mousse coja consistencia y se refresque.
  5. Antes de servir esta mousse de chocolate a la mesa, podemos añadir un poco de chocolate rallado por encima o si lo prefieres unas galletas desmenuzadas. Buen provecho!!

Consejos para hacer la nata

Cuando hacemos la nata, debemos comenzar a velocidad media y luego a máxima. Movemos las varillas con movimientos suaves evitando tocar el fondo y comprobando que se van haciendo ondas hasta que pase de líquida a espesa.

En este paso podemos añadir el azúcar, pero no debemos sobrepasar el tiempo de batido pues puede cortarse la nata y acabar en grumos de mantequilla.

Si se nos cortase la nata, podemos recuperarla de la siguiente manera, ponemos un cazo a fuego medio con la nata cortada y añadimos una cucharada de leche. Sin dejar de remover dejamos que se caliente pero que sin que llegue a hervir y así se unificaran los ingredientes, podemos incluso ayudarnos de la batidora de brazo para conseguirlo.

Después dejamos que se enfríe y la llevamos a la nevera. Transcurridas 3-4 horas podrás hacer la misma operación de montar la nata. También se recomienda dejarla para el día siguiente, así estará más fría y tendremos más seguridad en el resultado, pero en ambos casos ya no tendremos que añadirle más azúcar.

Comidas españolas fáciles

Otras recetas de mousse que te pueden gustar

Este tipo de postres tan suaves son siempre un vicio que a todos nos apetece en algún momento, los sabores pueden ser variados como por ejemplo la mousse de limón, que rompe con su acidez el dulzor de la leche condensada pero con un sabor a cítrico realmente delicioso.

Para los amantes de las frutas la mousse de fresas es una alternativa muy socorrida por su resultado perfecto en sabor y presentación.

La mousse de cacahuete es un postre que atrae y que nos lleva a los típicos sabores americanos, de la cual no podemos decir otra cosa más que está buenísima!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

17 + cinco =

Close
© Copyright 2022 Recetinas.com
Close