Receta de Muffins salados de espinaca
Preparación: 20 min
Cocinado: 30 min
Listo en: 50 min

¿Estas preparado para aprender hacer estos ricos muffins de espinacas?, a parte de deliciosos, te servirán como idea para hacer con otros ingredientes. Pero ahora serán de espinacas, nos ponemos manos a la masa?.

Receta de muffins salados de espinaca

Ingredientes para 4 personas

  • 250 gr de harina de trigo
  • 200 gr de espinacas
  • 250 ml de leche
  • 1/2 cebolla
  • 50 gr de mantequilla
  • 15 ml de aceite de oliva
  • 2 huevos
  • 4 cucharadas de cilantro fresco picado
  • 80 gr de queso rallado
  • 1 cucharada de polvo de hornear
  • Sal
  • Pimienta
  • Tulipas de papel o moldes para muffins

Cómo hacer las muffins salados de espinaca

1El primer paso será precalentar el horno a 180°C, mientras comenzaremos con los ingredientes para hacer los muffins. Cogemos las espinacas y las lavamos bien, eliminamos los tallos y le damos cortes muy pequeños, la cebolla y el cilantro también lo haremos en pequeños trocitos.

2Ponemos a freír la cebolla en una sartén a fuego medio, una vez que está pochado, le añadimos las espinacas y las dejamos al fuego durante unos 8 minutos, una vez reducen su tamaño apagamos y las reservamos. En un bol grande echamos la harina, añadimos el polvo de hornear, la sal y la pimienta.

3En otro bol ponemos la mantequilla y los huevos y mézclamos todo, hasta obtener una consistencia cremosa. Le añadimos poco a poco la leche y volvemos a remover consiguiendo una masa uniforme.

4 Incorporamos a esta mezcla el preparado que habíamos echo con la harina y no paramos de remover para que todos los ingredientes queden bien mezclados. Agregamos el queso rallado, el cilantro troceado y el sofrito de las espinacas con la cebolla.

5Ahora rellenamos con una cuchara la tulipas que tenemos de papel, aproximadamente hasta 2/3 partes de su contenido, para evitar que en el horno se desborden del papel. Abrimos el horno y metemos la bandeja con los muffins unos 20 minutos.

6Pasado este tiempo, comprobamos que están hechas, introduciendos en el centro de una de ellas una varilla de metal y si sale limpia es que ya están listas para sacar. Dejamos que se enfríen un poco y ya las puedes comer!.

Actualizada el 21 noviembre, 2017
Compartir