Receta de patatas al horno con queso roquefort
Preparación: 10 min
Cocinado: 40 min
Listo en: 50 min

Hoy vamos a preparar unas ricas patatas al horno que combinaremos con queso roquefort para el deleite de todos aquellos que les gusta el fuerte sabor tan característico de este queso.

Estas patatas están geniales como guarnición para completar otros platos de carnes o pescados, pero también es cierto que las puedes servir solas como aperitivo. Son muy fáciles de hacer, así que si te animas, sigue leyendo esta receta hasta el final.

Receta de patatas al horno con queso roquefort

Ingredientes para 4 personas

  • 1 kilo de patatas
  • 300 gr de queso roquefort
  • 1 vaso de leche
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana
  • Queso rallado para fundir
  • Perejil recién picado
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Sal

Cómo hacer unas patatas al horno con queso roquefort

1Empezamos lavando bien las patatas y las ponemos a cocer en una olla con abundante agua y una pizca de sal. Contaremos unos 20-25 minutos desde que el agua comience a hervir, sacamos las patatas y las dejamos enfriar a temperatura ambiente.

2Una vez templadas las patatas, las pelamos y las cortamos en rodajas no muy gruesas, de ½ centímetro mas o menos y reservamos. Desmenuzamos el queso roquefort en un recipiente, agregamos el vinagre, media taza de aceite de oliva y la leche. Removemos enérgicamente hasta conseguir una mezcla tipo crema y salpimentamos a nuestro gusto.

3Ahora cogemos una fuente especial para horno y la engrasamos con un poquito de aceite de oliva. Distribuimos todas las rodajas de patata de tal forma que queden superpuestas las unas con las otras. Añadimos un puntito de sal a las patatas y las bañamos con la crema de roquefort que tenemos preparada.

4Precalentamos el horno a 190º C. En una fuente para horno un poco engrasada, disponer las rodajas de patatas a lo largo, superpuestas entre sí. Salpimentamos a nuestro gusto y luego las bañamos con la crema de roquefort. Seguidamente espolvoreamos el queso rallado por encima junto con el perejil picadito.

5Cuando el horno haya cogido temperatura, metemos la fuente con las patatas y horneamos durante 20 minutos aproximadamente hasta que el queso quede fundido y doradito. Ahora ya podemos sacar las patatas y servirlas a la mesa como mejor nos convenga, como guarnición o como aperitivo. Seguro que te van a encantar!!

Actualizada el 6 octubre, 2018
Compartir