Canjica, el dulce brasileño elaborado con maíz blanco

164

La canjica o mungunzá es un dulce que se elabora con maíz cocido, leche condensada y leche emulsionada con piel de naranja y limón. Es un postre típico de la gastronomía brasileña y en cuanto a su preparación, guarda cierta similitud con el arroz con leche y la mazamorra colombiana.

Como suele suceder con casi todas las recetas tradicionales en las que se utilizan pocos ingredientes, el truco para que nos quede perfecta, es respetar al máximo los tiempos de cocción, dando el tiempo necesario para que el maíz quede tierno y absorba gran parte de la leche.

Aunque la canjica se puede hacer en la olla a presión, hoy la vamos a preparar en una olla convencional, por lo que además, es importante remover durante la cocción con bastante frecuencia, así evitaremos que la preparación se pegue o que la leche hierva de tal manera que trasvase la olla y genere un «desastre» en la cocina.

Receta de canjica brasileña

Información de la receta

  • Raciones: 4 personas
  • Calorías por ración (kcal): 239
  • Tiempo de preparación: 10 minutos
  • Tiempo de cocinado: 1 hora y 30 minutos
  • Tiempo total: 1 hora y 40 minutos
  • Tipo de cocina: Brasileña
  • Categoría: Postres

Ingredientes necesarios

  • 250 gr de maíz blanco partido
  • ½ litro de leche
  • 175 gr de leche condensada
  • 1 ramita de canela
  • 2 clavos de olor
  • 1 trozo de piel de limón
  • 1 trozo de piel de naranja
  • Canela molida

Preparación

Lavamos el maíz blanco con abundante agua, colocamos en un recipiente, cubrimos con agua y dejamos reposar durante 8 horas como mínimo. Ideal si lo dejamos durante toda una noche de un día para otro.

Transcurrido ese tiempo, escurrimos el maíz y lo enjuagamos de nuevo con agua. Escurrimos bien y colocamos en una olla junto con la ramita de canela, las pieles de limón y naranja (sin la parte blanca, solo la parte de color), los clavos de olor, cubrimos con agua hasta llegar a dos dedos por encima del maíz y calentamos a fuego medio.

Cocemos el maíz durante 25-30 minutos o hasta que nos quede tierno, siendo importante vigilar que el maíz no se quede sin agua. De ser así, añadiremos un poco más de agua hirviendo.

Mientras tanto, mezclamos en un cazo la leche con la leche condensada, calentamos a fuego medio hasta que comience a hervir, retiramos y cuando el maíz esté tierno, retiramos las pieles, los clavos y la ramita de canela. Seguidamente vertemos la mezcla de leche en la olla.

Cocinamos a fuego bajo y removiendo a menudo hasta que la canjica quede bien cremosa, este proceso puede tardar aproximadamente una hora.

Ahora ya tenemos nuestra canjica brasileña, solo queda distribuirla en recipientes individuales y dejar que se atempere. Luego podemos meterla en el frigorífico durante unas horas para comerla fría, o servir así directamente y comerla caliente, eso ya es cuestión de gustos. Antes de servir, espolvorear con canela en polvo. Buen provecho!!

Cuenco de canjica
Canjica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 − tres =

Close
© Copyright 2022 Recetinas.com
Close