Pulled pork

Descubre cómo preparar auténtico pulled pork al estilo americano. Una receta fácil para hacer una carne desmenuzada muy sabrosa y condimentada con diferentes especias.

Pulled pork

El pulled pork o cerdo desmenuzado, es una receta estadounidense muy popular y a la que resulta difícil resistirse. Se trata de una carne condimentada con varias especias y con un tiempo de adobo previo a su cocción, la cual debe de ser a fuego lento y durante un largo tiempo, siendo un requisito esencial para que la carne se ablande y se desmenuce fácilmente.

Por su gran versatilidad, y aunque el pulled pork se puede comer solo o acompañado de alguna salsa a nuestra elección, generalmente se sirve como sándwich en un pan suave y esponjoso, acompañado de ensalada de col, pepinillos y cebolla, o se utiliza como ingrediente en otras recetas, como tacos, burritos o incluso pizzas.

La cocción de la carne es uno de los puntos clave y se puede hacer de diferentes maneras. Se puede optar por cocinarla en la barbacoa, en una olla de cocción lenta, o en el horno, siendo ésta última la técnica que más me gusta, pues una vez introducimos la carne en el horno, prácticamente se hace sola lentamente y el resultado es perfecto.

Información de la receta

  • Raciones: 4 personas
  • Calorías por ración (kcal): 440
  • Tiempo de preparación: 30 minutos
  • Tiempo de cocción: 5 horas
  • Tiempo total: 5 horas y 30 minutos
  • Tipo de cocina: americana
  • Categoría: carnes

Ingredientes del pulled pork tradicional

  • 1 kg de cabecero de lomo de cerdo en una pieza
  • 2 cebollas
  • 3 dientes de ajo
  • Aceite de oliva

Para condimentar la carne:

  • 1 cucharada de ajo en polvo
  • 1 cucharada de cebolla en polvo
  • 1 cucharada de jengibre molido
  • 1 cucharada de orégano
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1 cucharadita de pimienta negra molida
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de tomillo seco
  • ½ cucharadita de comino molido

Cómo hacer pulled pork americano

Vamos a comenzar un día antes la elaboración de nuestro pulled pork. Para ello, mezclamos todos los ingredientes para condimentar la carne en un recipiente. Rebozamos la pieza de carne con la mitad de la mezcla, pincelamos con un poco de aceite de oliva y volvemos a cubrir con la mezcla de especias restante.

Introducimos la carne de cerdo en un recipiente, cubrimos con film transparente y metemos en la nevera, donde deberá estar durante 24 horas para que la carne se impregne bien de todos los sabores de las especias.

Transcurrido el tiempo de adobo, pelamos y cortamos a groso modo las cebollas y los dientes de ajo. Colocamos ambos ingredientes en una fuente apta para el horno y que disponga de tapa (puedes ver la que he utilizado yo al final de esta receta), rociamos con un poco de aceite de oliva y ponemos encima la pieza de carne.

Cerramos la fuente con su respectiva tapa y llevamos al horno precalentado a 150º C durante 4 horas. Transcurrido ese tiempo, giramos la pieza de carne y cocinamos durante 1 hora más con la fuente tapada, pero esta vez, lo haremos subiendo la temperatura del horno a 180º C.

Transcurridas las 5 horas de cocción, solo queda sacar la carne del horno, dejar que se atempere durante unos minutos, sacarla del recipiente y proceder a desmigarla con la ayuda de dos tenedores.

Por otro lado, introducimos en el vaso de la batidora la cebolla, el ajo y los jugos que ha soltado la carne. Procesamos y obtendremos una deliciosa salsa que podemos servir para degustar nuestro pulled pork al más puro estilo americano.

Pulled pork
Pulled pork.

Trucos para un pulled pork perfecto

Una de las cosas más importantes es seleccionar bien la carne, siendo recomendable que tenga un poco de grasa como es el caso de la cabeza de lomo o la paletilla, ya que tratándose de una cocción larga, el resultado es una carne mucho más tierna y sabrosa.

En cuanto a las especias, podemos omitir o sustituir las que menos nos gusten, o incluso personalizarlas añadiendo otras como la mostaza en polvo, que siempre aporta un toque de sabor muy especial.

El tiempo de reposo o adobo de la carne puede rebajarse hasta un mínimo de 4 horas, aunque son necesarias alrededor de 24 horas para que la carne termine con un sabor acentuado y súper delicioso.

Cuando nos disponemos a preparar pulled pork en el horno, es importante medir bien los tiempos y acondicionarlos en función del peso que tenga la pieza de carne. En el caso de que te he mostrado hoy, la pieza pesaba alrededor de un kilogramo, si utilizas una pieza de mayor peso debes aumentar el tiempo, mientras que si es de menor peso, deberás reducirlo.

Sándwich de pulled pork
Sándwich de pulled pork.

Utensilios recomendados para esta receta

Para cocinar un estupendo pulled pork al horno, es indispensable utilizar un recipiente apto que disponga de tapa y resulte idóneo para este tipo de recetas. A continuación, te muestro la fuente de cristal Pyrex que he utilizado y que tan buen resultado me ha dado.

No se han encontrado productos.

Los precios de los productos publicados han sido actualizados el 25/02/2024.

Resumen fácil de la receta

  1. Mezclar los ingredientes para condimentar la carne.
  2. Embadurnar la carne con la mitad de la mezcla, untar con un poco de aceite de oliva y cubrir de nuevo con el resto de la mezcla.
  3. Dejar reposar la carne durante 24 horas en la nevera en un recipiente tapado.
  4. Pelar y cortar a groso modo las cebollas y los dientes de ajo. Colocarlos en una fuente apta para el horno y que disponga de tapa.
  5. Colocar encima la pieza de carne, tapar y hornear durante 4 horas a 150º C.
  6. Girar la pieza de carne y hornear una hora más a 180º C.
  7. Desmigar la carne y triturar la cebolla, los ajos y los jugos para hacer la salsa.

5,00/5 de 1 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *