Receta de albóndigas con tomate y zanahoria
Preparación: 20 min
Cocinado: 30 min
Listo en: 50 min

En esta ocasión vamos a preparar unas ricas albóndigas con una salsita de tomate y zanahoria. Una opción muy completa que podemos servir como plato fuerte de una comida y que seguro va a gustar a todos los comensales.

Receta de albóndigas con tomate y zanahoria

Ingredientes para 4 personas

  • ½ Kg de carne picada de vacuno
  • 1 zanahoria
  • 1 huevo
  • 2 tomates
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada de pan rallado
  • Harina
  • Pimienta
  • 1 ramita de perejil
  • Aceite de oliva
  • Sal

Cómo hacer unas albóndigas con tomate y zanahoria

1Lo primero que tenemos que hacer para preparar estas ricas albóndigas es machacar en un mortero el diente de ajo pelado y el perejil previamente picado. Después ponemos la carne picada en un bol grande y agregamos la picada que hemos preparado, el pan rallado, el huevo y salpimentamos a nuestro gusto.

2Ahora mezclamos todo hasta conseguir que todos los ingredientes se integren bien. Seguidamente cogemos una porción, la redondeamos con las manos dándole forma de albóndiga, la pasamos por harina y reservamos. Hacemos el mimo procedimiento hasta terminar la mezcla.

3Ponemos abundante aceite a calentar en una sartén y freímos las albóndigas durante unos minutos girándolas para que se hagan por todos los lados. A medida que se vayan haciendo las iremos retirando y reservando en un plato.

4Cuando terminemos de hacer las albóndigas, es el momento de comenzar con la salsa. Para ello, rallamos el tomate y la zanahoria. Lo sofreímos durante 8-10 minutos en una sartén grande con un chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal. Removiendo de vez en cuando. Después agregamos las albóndigas que habíamos reservado y mezclamos bien. Dejamos cocinar por 5 minutos más a fuego suave.

5Por último ya solo nos queda retirar las albóndigas con tomate y zanahoria del fuego y servirlas directamente a la mesa para comerlas calentitas. Se pueden servir solas o acompañadas de un arroz blanco cocido o unas patatas cocidas al vapor. Están riquísimas!!

Salsa más fina: Si no te gusta encontrarte tropezones en la salsa, y quieres que quede más suave, puedes pasarla por la batidora.

Actualizada el 28 mayo, 2018
Compartir