Receta de albóndigas de albahaca
Preparación: 15 min
Cocinado: 10 min
Refrigerado: 30 min
Listo en: 55 min

Hoy vamos a preparar una receta con la que aprenderás cómo cocinar albóndigas de albahaca siguiendo unos pasos muy sencillos. Estas albóndigas las puedes hacer para un aperitivo o como plato principal si las acompañas de una buena guarnición de arroz, ensalada o patatas fritas.

Estas albóndigas son rápidas de hacer porque solo están fritas en aceite, por lo tanto no tienen salsa. Si quieres unas albóndigas que tengan salsita para mojar, puedes seguir los pasos de la receta de albóndigas en salsa que ya publicamos hace unos días y que han tenido mucho éxito.

Receta de albóndigas de albahaca

Ingredientes para 4 personas

  • 125 gr de requesón
  • 1 huevo
  • 50 gr de queso parmesano en polvo
  • 125 gr de harina
  • Pan rallado
  • Albahaca
  • Aceite de oliva
  • Sal

Cómo hacer unas albóndigas de albahaca

1Para preparar estas ricas albóndigas, lo primero que tenemos que hacer es mezclar en un bol grande un puñado de hojas de albahaca lavadas y picaditas con la ricota, el huevo, la harina y el parmesano. Mezclamos todo bien con las manos y si queda demasiado líquida la masa, añadimos un poco de pan rallado para espesarla y poderla trabajar con las manos.

2Después la tapamos con papel film y metemos el bol en el frigorífico durante 30 minutos para que se refrigere y sea más fácil manipular la masa. Pasado el tiempo, sacamos y comenzamos a formar bolitas con la masa. No han de ser muy grandes. Las iremos pasando por la harina y las reservamos.

3Cuando ya se haya terminado la masa y tengamos ya todas las albóndigas formadas y enharinadas, ponemos a calentar a fuego medio abundante aceite en una sartén. Cuando ya esté caliente, vamos añadiendo las albóndigas y friéndolas unos minutos girándolas de vez en cuando hasta que queden doraditas por todos los lados.

4Cuando las tengamos ya listas, las retiramos y las ponemos sobre papel absorbente de cocina para retirarles el aceite sobrante. Por último ya solo queda emplatar y servir nuestras ricas albóndigas a la mesa para comerlas calentitas. Buen provecho!!

Actualizada el 12 julio, 2018
Compartir