Galletas de almendra, una receta fácil para cuando quieras darte un caprichito dulce

218

Para esas ocasiones en las que apetece un caprichito dulce, estas galletas caseras de almendra, son la elección perfecta. Quedan crujientes por fuera y tiernas por dentro, siendo muy apetecibles para toda la familia. Su aroma y su sabor es lo que realmente nos anima a repetir una y otra vez y por qué no!, las podemos hacer hoy para darnos ese gusto.

Es una receta tan fácil que se puede preparar en cualquier momento, solo tienes que entrar en la cocina, mezclar los ingredientes para formar una masa y seguidamente, formar pequeñas porciones y en una bandeja directas al horno.

Eso sí, yo siempre que hago estas galletitas, preparo dos remesas porque la primera enseguida vuela y no queda ninguna para el día siguiente.

Receta de galletas de almendra

Información de la receta

  • Cantidad: 15 galletas
  • Calorías por ración (kcal): 40
  • Tiempo de preparación: 15 minutos
  • Tiempo de refrigeración: 30 minutos
  • Tiempo de cocinado: 15 minutos
  • Tiempo total: 1 hora
  • Tipo de cocina: Internacional
  • Categoría: Desayuno

Ingredientes necesarios

  • 200 gr de harina de trigo
  • 150 gr de almendra molida
  • 125 gr de mantequilla sin sal
  • 100 gr de azúcar
  • 1 huevo
  • ½ cucharadita de esencia de vainilla
  • 10 gr de levadura química en polvo
  • 1 pizca de sal

Preparación

Comenzamos añadiendo la mantequilla que tenemos a temperatura ambiente en el bol de la amasadora. También podemos hacerlo manualmente en un recipiente independiente y trabajarla con unas varillas manuales.

Agregamos el azúcar y la cucharadita de vainilla, mezclamos a velocidad media. Lo dejamos 5 minutos hasta que se obtenga una consistencia cremosa, es lo que se conoce como cremar la mantequilla con el azúcar.

Mientras tanto, en un cuenco mezclamos la harina tamizada con la levadura química y reservamos. Recogemos la mezcla de la mantequilla de las paredes del bol amasador con una espátula y lo agrupamos en el centro. Agregamos a velocidad media un huevo batido y la pizca de sal y batimos hasta que se integren.

Añadimos a velocidad baja poco a poco la almendra molida y mezclamos. Después le incorporamos la mezcla de la harina con la levadura y lo terminamos de unificar a esta velocidad.

Pasados dos minutos, recogemos toda la masa, la cubrimos con papel film y la llevamos por 30 minutos a refrigerar y mientras, precalentamos el horno a 180º C, con calor arriba y abajo.

Pasado el tiempo, retiramos la masa del frigorífico y cogemos con una cuchara pequeñas porciones de la masa, las vamos colocando sobre la bandeja del horno previamente forrada con papel vegetal.

Las colocamos separadas para que no se nos peguen al hornear y las aplastamos un poco con la cuchara o la mano, intentando que nos queden redonditas. Metemos la bandeja en el horno y las dejamos de 12 a 15 minutos, según cada horno, hasta que comiencen a dorarse por fuera y estén hechas por dentro.

Sacamos las galletas del horno, las colocamos sobre una rejilla y cuando se hayan enfriado ya se pueden probar, seguro que te salieron buenísimas!.

Vista de las galletas de almendra
Galletas de almendra.

Con qué acompañar las galletas de almendra

Estas galletas tan suaves, se pueden bañar con una capa de chocolate fondant y agregarles pequeñas almendras trituradas o laminadas por encima.

Sírvelas con café, un vino dulce o té helado, dependerá de la época, pero te aseguro que estas galletas igualmente van a volar, por que sin duda son todo un vicio!

Únete a la conversación

  1. Gustaron mucho en casa a todos lo malo es que han durado muy poco 😁

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

seis + cinco =

Close
© Copyright 2022 Recetinas.com
Close