Mermelada de albaricoque

Disfruta de una mermelada de albaricoque deliciosa con esta receta fácil que te muestro en esta ocasión. Una opción estupenda para el desayuno o enriquecer nuestros postres caseros.

Mermelada de albaricoque

La mermelada de albaricoque es una deliciosa conserva que tiene una larga tradición en diferentes culturas. Se cree que su origen se encuentra en las montañas de Hunza, en el norte de Pakistán, donde los albaricoques crecen en abundancia y este dulce se elabora desde hace siglos, aunque también existe otra teoría que indica que su origen podría estar en Armenia, porque sus gentes acostumbraban a preparar conservas dulces desde tiempos ancestrales.

El método de preparación de la mermelada de albaricoque es sencillo y requiere pocos ingredientes. En general, se deshuesan los albaricoques, se cocinan con azúcar y un poco de zumo de limón, y se envasan en frascos esterilizados para su correspondiente conservación.

La mermelada de albaricoque es una deliciosa forma de disfrutar de este fruto durante todo el año. Se puede untar en una tostada para el desayuno, utilizar como ingrediente en un postre casero, o incluso servirla como acompañamiento en algunos platos salados.

Así que, si te encanta el sabor de los albaricoques, ahora puedes hacer tu propia mermelada en casa, sin aditivos ni conservantes. Y si te gustan las mermeladas en general, te recomiendo que eches un vistazo a la mermelada de limón que publicamos la semana pasada, la mermelada de cerezas con un sabor delicioso, la mermelada de frambuesas especial para postres, o la mermelada de piña que es una de mis preferidas.

Información de la receta

  • Cantidad: 800 gr
  • Calorías por ración (kcal): 280
  • Tiempo de preparación: 10 minutos
  • Tiempo de cocinado: 40 minutos
  • Tiempo total: 50 minutos
  • Tipo de cocina: internacional
  • Categoría: mermeladas

Ingredientes de la mermelada de albaricoque

  • 1 kg de albaricoques maduros
  • 500 gr de azúcar
  • El zumo de medio limón

Cómo preparar mermelada de albaricoque

Comenzamos lavando y secando los albaricoques, los partimos por la mitad y extraemos los huesos. Introducimos los albaricoques en una cacerola, junto con el zumo de limón, el azúcar y calentamos a fuego medio.

Vamos removiendo de vez en cuando mientras que la fruta se deshace y el azúcar se disuelve y cocinamos durante 35-40 minutos hasta que nuestra mermelada esté lista. Los últimos 10 minutos removemos frecuentemente y enérgicamente para que los albaricoques terminen por deshacerse por completo.

Vertemos la mermelada caliente en frascos de cristal con tapa hasta casi llegar al borde, cerramos con la tapa, damos la vuelta a cada uno de los tarros y dejamos reposar en un lugar seco y oscuro durante 24 horas, de esta manera produciremos el vacío, y para ello, es imprescindible meter la mermelada en los tarros cuando se encuentre recién hecha, o sea, caliente.

Ahora ya tenemos lista nuestra mermelada de albaricoques lista para usar como mejor nos convenga. A mi me gusta untada en tostadas por la mañana en el desayuno, aunque también la utilizo para hacer postres como la famosa tarta Sacher, unas deliciosas rosas de manzana que me enseñó mi abuela, la tarta de naranja especial para Halloween, o una tarta de plátano con hojaldre que está de rechupete.

Mermelada de albaricoque
Mermelada de albaricoque.

Vídeo de la receta

Utensilios recomendados para esta receta

Para envasar y conservar la mermelada, no hay nada mejor que unos tarros o frascos de cristal con tapa. A continuación te muestro los que yo utilizo en casa y tan buen resultado me están dando.

Tarros de cristal para mermelada
240 Opiniones
Tarros de cristal para mermelada
12 tarros de cristal especialmente indicados para todo tipo de conservas, así como mermeladas y otras elaboraciones. Cada tarro incorpora tapa con cierre de rosca, indicada para conservación al vacío.

Los precios de los productos publicados han sido actualizados el 16/04/2024.

Resumen fácil de la receta

  1. Lavar los albaricoques, cortarlos y extraer los huesos.
  2. Cocer durante 40 minutos los albaricoques en una cacerola a fuego medio junto con el azúcar y el zumo de limón.
  3. Remover de vez en cuando y cocinar hasta que se forme la mermelada.
  4. Envasar la mermelada en frascos de cristal con tapa.
  5. Colocar la tapa y girar los botes durante 24 horas para crear el vacío.

5,00/5 de 1 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *