Pavo al horno

129
Preparación: 1 hr y 15 min
Cocinado: 2 hr y 30 min
Listo en: 3 hr y 45 min

Para asar un pavo en el horno y que nos quede perfecto, solo necesitamos seguir unos buenos consejos muy simples. Algo que siempre tenemos que tener a mano, un termómetro de cocina con sonda para horno, el cual nos proporcione una lectura constante de la temperatura interna de nuestro pavo mientras lo estamos asando.

Con el termómetro nos aseguramos que nuestro pavo al horno quede perfecto y en su punto, completamente tierno por dentro y con una jugosidad impresionante. Evidentemente también podemos asar un pavo a «ojo de buen cubero» como quien dice, pero sabemos que cada horno es un mundo distinto y que los tiempos pueden variar de uno a otro, por lo que el riesgo de que nuestro pavo no quede perfecto es bastante elevado.

Receta de pavo al horno

Ingredientes para 6 personas

  • 1 pavo entero
  • 1 taza de trozos de mantequilla
  • 2 cucharaditas de orégano molido
  • 2 cucharaditas de pimentón
  • 2 cucharaditas de albahaca molida
  • 1 cucharadita de pimienta negra molida
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo
  • 2 cucharaditas de sal

Cómo asar un pavo en el horno

  1. Yo siempre compro el pavo limpio, es decir, sin cuello y sin mollejas. Así al momento de prepararlo ya prácticamente lo tenemos listo para asarlo en el horno.
  2. Lo primero que haremos será colocar el pavo con las pechugas hacia arriba y colocar encima de ellas una bolsa con hielo. Dejaremos reposar durante una hora a temperatura ambiente.
  3. Pasado ese tiempo, retiramos la bolsa de hielo y comenzamos a introducir los trozos de mantequilla por debajo de la piel y solo por la parte de las pechugas. Tan solo tendremos que separar la piel con los dedos de las manos y meter la mantequilla bien distribuida.
Metiendo la mantequilla bajo la piel del pavo.
  1. Precalentamos el horno a 180º C y mientras toma temperatura, vamos a realizar una mezcla en un recipiente con el pimentón, la albahaca, el orégano, la pimienta, el ajo en polvo, la cebolla en polvo y la sal.
  2. Con la mezcla rebozamos con las manos toda la piel exterior de nuestro pavo, frotando bien para intentar que se adhiera la mayor cantidad posible.
  3. Ahora es el momento para introducir la sonda del termómetro, de forma que la punta del mismo se encuentre en el centro de la pechuga.
  4. Ponemos el pavo en una rejilla y metemos en el horno. Es importante poner justo debajo una bandeja para que recoja todos los jugos que soltará. De esa forma, mantendremos nuestro horno limpio.
  5. El tiempo que tiene que estar el pavo en el horno es hasta que el termómetro nos marque 68º C y la parte interna de los contramuslos haya llegado a 82º C. Esto se consigue en aproximadamente 2 horas y 30 minutos.
  6. Sacamos el pavo del horno y lo colocamos en la fuente donde lo serviremos. Tapamos con papel de aluminio y dejamos reposar 20 minutos antes de llevarlo a la mesa. Buen provecho!!

Comentarios y sugerencias

Al enfriar la zona de la pechuga del pavo una bolsa de hielo conseguiremos que nos queden mucho más jugosas. Este paso no es obligatorio pero yo siempre lo aconsejo porque el resultado es espectacular.

Es importante que se mantenga en todo momento la temperatura del horno, ya que de lo contrario, nuestro pavo puede tardar mucho más tiempo en llegar a su punto.

En otras recetas de pavo al horno puedes ver que suelen rociarlo varias veces con sus propios jugos mientras se asa en el horno. Si utilizamos la técnica del termómetro y seguimos los pasos que te he mostrado aquí, este paso no es necesario porque nuestro pavo va a quedar súper jugoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × 5 =

Close
© Copyright 2022 Recetinas.com
Close