Pechugas de pollo en su jugo


Receta de pechugas de pollo en su jugo
Preparación: 10 min
Cocinado: 35 min
Listo en: 45 min

Para preparar unas ricas pechugas de pollo en su jugo solo tenemos que seguir unos sencillos pasos. En esta ocasión quiero mostrarte lo fácil que es preparar este plato que puedes acompañar con unas patatas fritas o un poco de ensalada para completarlo.


Receta de pechugas de pollo en su jugo

Ingredientes para 2 personas

  • 2 pechugas de pollo medianas
  • 1 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino blanco
  • 400 ml de agua
  • Pimienta recién molida
  • Aceite de oliva
  • Sal

Cómo hacer unas pechugas de pollo en su jugo

  1. Vamos a comenzar la elaboración de estas jugosas pechugas poniendo a calentar un buen chorro de aceite de oliva en una cacerola. Mientras se calienta el aceite, limpiamos las pechugas, quitando toda la grasa que podamos. Después las haremos un corte por la mitad y sin cortarlas del todo, simplemente para abrirlas.
  2. Ahora ya con el aceite caliente, las doramos en la cacerola por ambos lados y seguidamente las pondremos en un plato y las reservamos para más adelante. Mientras se hacen las pechugas, pelamos los ajos y troceamos la cebolla. En la misma cacerola y con el mismo aceite, pochamos los ajos enteros y la cebolla hasta que comiencen a dorarse.
  3. Ahora volveremos a meter las pechugas en la cacerola y verteremos el vino blanco por encima. Subimos el fuego a fuerte y cocinamos unos 4 minutos hasta que el alcohol se haya evaporado. Después bajamos otra vez la intensidad del fuego a medio y añadimos el agua, una pizca de pimienta y otra de sal.
  4. Cocinamos durante 20 minutos aproximadamente y con la cacerola tapada. Tendremos en cuenta el dar la vuelta a las pechugas a mitad de cocción para que se hagan bien por ambos lados. Retiramos a un plato las pechugas cuando ya se encuentren tiernas y pasamos la salsa por la batidora para crear una salsa fina y homogénea.
  5. Por ultimo volvemos a juntar las pechugas con la salsa en la cacerola y dejamos otros 5 minutos a fuego lento, pero esta vez sin tapar. Si prefieres que la salsa quede algo más espesa, solo tienes que dejar cocer unos minutos más. Y ahora ya tenemos nuestras pechugas de pollo listas para servir a la mesa. Buen provecho!!

Consejo para la salsa: Si quieres que la salsa quede con una textura más suave y que así quede con un sabor especial, puedes añadir un poco de nata o crema de leche a la salsa antes de pasar la batidora.

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta muchoDe rechupete!!
Nota: 2,50/5 (2 votos)
Valora esta receta

Si te gusta comparte!