Receta de aji de gallina
Preparación: 50 min
Cocinado: 30 min
Listo en: 1 hr 20 min

Una de las recetas más típicas y buenas de la gastronomía peruana es el aji de gallina. Un plato realmente delicioso a base de pollo y aji, una combinación que te va a encantar si desconoces este tipo de cocina.

Receta de aji de gallina

Ingredientes para 2-3 personas

  • 1 pechuga de pollo
  • 3 ajíes amarillos
  • 1 cebolla grande
  • 3 dientes de ajo
  • 2 patatas
  • ½ taza de leche evaporada
  • 4 nueces
  • 2 paquetes de galletas de soda
  • 2 cucharadas de queso parmesano
  • 1 huevo cocidos
  • Aceitunas negras
  • Pimienta negra en polvo
  • Sal

Cómo hacer aji de gallina

1Primero empezamos cocinando la pechuga de pollo en una cazuela con agua, dejamos que se haga durante unos 20 minutos, retiramos y reservamos su caldo. Cuando enfríe la pechuga, la desmenuzamos y guardamos par después.

2Seguimos ahora preparando la pasta aji amarilla, quitamos las semillas a los ajies y las pasamos a la batidora junto con un poco del caldo de pollo, hasta obtener una crema, reservamos.

3Pasamos por el mortero las nueces y las galletas por separado, las reservamos también para emplearlas después. Muele las nueces en un mortero y resérvalas también.

4En una sartén sofreímos una cebolla bien picadita y un ajo, también pelado y troceado, dejamos que se hagan sin que lleguen a quemarse, les añadimos una pizca de sal y de pimienta, incorporamos ahora la pasta reservada de ají, removemos bien.

5Mezclamos ahora las galletas trituradas con un poco de caldo de pollo, pasamos esta pasta al sofrito de la sartén, removemos y le añadimos las nueces molidas y la pechuga desmenuzada, una taza de caldo de pollo y lo llevamos a fuego lento por 5 minutos removiendo.

6Le incorporamos a la sartén el queso parmesano y dejamos que se cocine por otros 5 minutos, controlamos que no se espese, en este caso le añadiríamos más caldo y si por lo contrario si se nos espesa añadimos más queso.

7Pasados estos 10 minutos, lo retiramos del fuego y le agregamos media taza de leche evaporada, que le aportará una textura más ligera, removemos y ya lo tenemos listo para servir en una fuente o plato.

8A la hora de servirlo, lo acompañamos con unas patatas hervidas, unos huevos cocidos, unas aceitunas negras y una ramita de perejil. Qué aproveche!.

Actualizada el 6 julio, 2018
Compartir