Brazo de gitano de calabaza, receta de un dulce delicioso al que no te podrás resistir

220

Hoy os traigo esta rica receta de brazo de gitano de calabaza, es muy especial y se suele preparar particularmente en fechas otoñales y festividades como Acción de Gracias. Aunque si os digo la verdad, nadie nos puede decir que no se pueda disfrutar durante el resto del año. La calabaza aunque es una fruta estacional, se puede encontrar indistintamente en cualquier época, así que ¿por qué no tomarla incluso en épocas estivales?.

Si te gustan este tipo de postres, esta receta es perfecta para una ocasión especial. El brazo de gitano lo vamos a rellenar con un frosting de queso crema, por lo que su sabor es muy suave y nada empalagoso. Lo que si os digo, es que irresistiblemente está muy bueno!.

Receta de brazo de gitano de calabaza

Información de la receta

  • Cantidad: 10-12 porciones
  • Calorías por ración (kcal): 310
  • Tiempo de preparación: 35 minutos
  • Tiempo de cocinado: 30 minutos
  • Tiempo de refrigerado: 1 hora
  • Tiempo total: 2 horas y 5 minutos
  • Tipo de cocina: Internacional
  • Categoría: Postres

Ingredientes necesarios

Con estas cantidades tendremos para 10 a 12 porciones:

  • 100 gr de harina de repostería
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 200 gr de azúcar
  • 150 gr de puré de calabaza
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de canela
  • 2 gr de nuez moscada
  • ½ cucharadita de jenjibre molido
  • ½ cucharadita de bicarbonato
  • 2 gr de sal
  • Azúcar glass para decorar

Ingredientes para el relleno

  • 170 gr de queso crema
  • 80 gr de azúcar glass
  • ½ cucharadita de esencia de vainilla
  • 150 ml de nata para montar con 35% MG

Preparación

Comenzamos cortando la calabaza en trozos, la llevamos a una cazuela con agua al fuego medio y dejamos que se haga durante unos 15 minutos, comprobamos que ya está blanda y la escurrimos. Después la aplastamos haciéndola puré con ayuda de una trituradora o tenedor, dejamos que se enfríe y reservamos.

Continuamos separando las yemas de las claras, en un bol grande ponemos las yemas, añadimos después el azúcar y batimos hasta obtener una crema suave. Incorporamos la levadura, la esencia de vainilla, el bicarbonato, la sal, la nuez moscada, el jenjibre, la canela y mezclamos con unas varillas.

Agregamos el puré de calabaza que habíamos reservado y lo unificamos. Añadimos poco a poco la harina tamizada y lo seguimos mezclando, reservamos.

En otro bol o recipiente, batimos las claras hasta que estén a punto de nieve, podemos emplear la batidora eléctrica de varillas. Vamos añadiendo parte de las claras montadas al bol de las yemas y demás ingredientes, lo mezclamos con movimientos envolventes y suaves, terminamos añadiendo el resto y mezclándolo suavemente.

Cogemos una bandeja de horno cubierta con papel vegetal y engrasamos ligeramente con un poco con aceite, vertemos el contenido de esta mezcla con ayuda de una espátula o moviendo la bandeja, lo repartimos de manera que cubra la superficie uniformemente.

Precalentado el horno a 180º C, con calor arriba y abajo, introducimos la bandeja del horno, que se hornee de 16 a 18 minutos aproximadamente, comprobamos que se ha hecho por dentro pinchando con un palillo y viendo que sale limpio.

Sacamos la bandeja y la volteamos sobre una superficie plana cubierta con un papel vegetal aceitado, le retiramos el papel primero y de nuevo lo cubrimos con otro papel también aceitado. Lo vamos enrollando con ambos papeles y lo cubrimos con un trapo hasta que se enfríe.

En un bol vertemos el queso crema, puede ser mascarpone o tipo Philadelphia y lo batimos hasta que quede cremoso, incorporamos después la esencia de vainilla y el azúcar glass previamente tamizado, usamos las varillas y seguimos batiendo. Después añadimos la nata fría, batimos hasta que quede espesa sin pasarnos para que no se corte.

Desenrollamos el bizcocho con cuidado sobre la mesa y le quitamos el papel de arriba, lo rellenamos con la mezcla dejando un margen de 1 cm sin untar y a medida que lo hacemos, vamos retirando y empujando el papel.

Ponemos el rollo sobre papel film y lo cubrimos todo. Lo refrigeramos por una hora para que endurezca el relleno.

Pasado el tiempo, lo sacamos del frigorífico y le quitamos el film, cortamos los extremos que no tienen relleno. Lo cubrimos con ayuda de un colador con el azúcar glass y ya nos cortamos una porción de este rico brazo de gitano, buenísimo!.

Presentación de Brazo de gitano de calabaza
Brazo de gitano de calabaza.

Trucos para un brazo gitano de calabaza perfecto

Engrasa con un poco de aceite los papeles de hornear para ayudarte a enrollarlos y luego despegarlos más fácilmente. Es importante saber que no se puede dejar el bizcocho sin enrollar después de sacarlo del horno, si lo hiciéramos, se nos abriría y rompería. De esta manera ya toma la forma cilíndrica mientras se va enfriando.

Espera a que esté frío el bizcocho completamente antes de rellenarlo, así el queso crema y la nata no se derretirán estropeando nuestro brazo.

Comidas españolas fáciles

Con qué acompañar un brazo gitano de calabaza

Este tipo de dulces lo dicen todo, con cada bocado experimentas un gran placer, pero acompañarlo con unas onzas de chocolate negro o de menta, son sin duda un aliciente más.

Comerlo acompañado de un fresco licor como la Crema de licor de ron, daría a este postre sin duda, un 10 a una receta completa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 2 =

Close
© Copyright 2022 Recetinas.com
Close