Gambas a la gabardina

158
Preparación: 10 min
Cocinado: 15 min
Listo en: 25 min

En esta ocasión vamos a preparar unas deliciosas gambas a la gabardina, una tapa o aperitivo tradicional de la gastronomía española. Son perfectas para servirlas en cualquier tipo de celebración o incluso para cuando quieres darte un caprichito.

Para hacer esta receta podemos utilizar gambas, langostinos o incluso gambones, depende de nuestros gustos y de lo que encontremos en esos momentos el mercado.

Receta de gambas con gabardina

Ingredientes para preparar unas gambas a la gabardina

Con estas cantidades tendremos para 4-6 personas:

  • ½ kg de gambas o langostinos crudos
  • 120 gr de harina
  • 100 ml de cerveza bien fría
  • 1 huevo
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada de perejil fresco
  • 1 cucharadita de levadura química o bicarbonato
  • ¼ cucharadita de colorante alimentario (opcional)
  • Aceite de oliva
  • 1 cucharadita de sal

Cómo hacer las auténticas gambas en gabardina

  1. Comenzamos pelando las gambas o langostinos, quitando las cabezas y dejando la cola para que luego podamos manipularlas de forma más fácil.
  2. Con la ayuda de un cuchillo retiramos la tripa de las gambas, luego las lavamos bien y ya las tendremos completamente limpias para más adelante.
  3. En un mortero añadimos el diente de ajo previamente picado, el perejil fresco, una cucharada de aceite de oliva y machacamos hasta convertirlo todo en una especie de pasta.
  4. En un bol mediano agregamos la harina, la levadura química, el huevo, la picada de ajo y perejil y una pizca de sal.
  5. Mezclamos con unas varillas mientras añadimos poco a poco la cerveza bien fría, hasta conseguir una mezcla homogénea con una textura densa.
  6. Incorporamos el colorante alimentario y mezclamos de nuevo hasta que se integre completamente.
  7. Ponemos a calentar en un cazo abundante aceite a fuego medio-fuerte y cuando esté ya caliente, vamos pasando las gambas por la mezcla, escurrimos un poco el exceso de rebozado y freímos por tandas de 3-4 unidades durante un par de minutos por cada lado.
  8. A medida que vayan quedando doraditas, las iremos retirando y las dejamos sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite.
  9. Cuando las tengamos todas, lo mejor es servirlas a la mesa inmediatamente para comerlas calentitas y con el rebozado bien crujiente. Buen provecho!!
Gambas con gabardina tradicionales.
Gambas a la gabardina paso a paso.

Comentarios y sugerencias

Para que nuestras tempuras o rebozados queden aún más ricos y crujientes, un buen truco es añadir cerveza fría a la masa tal y como hacemos en esta receta.

El aceite para la fritura de estas gambas a la gabardina con cerveza debe estar bien caliente pero sin que llegue a humear, siendo recomendable no freír muchas gambas a la vez, pues así evitaremos que la temperatura del aceite baje considerablemente.

Las cáscaras y cabezas que hemos retirado de las gambas no se te ocurra tirarlas, puedes congelarlas para hacer un estupendo fumet o caldo de marisco otro día.

Comidas españolas fáciles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

14 + veinte =

Close
© Copyright 2022 Recetinas.com
Close