Receta de pechugas de pollo con salsa de queso
Preparación: 10 min
Cocinado:  20 min
Listo en: 30 min

En esta ocasión vamos a ver cómo se preparan unas deliciosas pechugas de pollo, las cuales haremos con una salsita de queso muy rica. Este plato gusta también a los más pequeños de la casa, así que también nos sirve para incluirlo en su menú.

En apenas media hora tendremos listo el segundo plato o plato fuerte de nuestro menú del día. Vamos a ponernos el delantal y a cocinar unas pechugas de pollo bien sabrosas!!

Receta de pechugas de pollo con salsa de queso

Ingredientes para 4 personas

  • 2 pechugas de pollo grandes
  • 4 dientes de ajo
  • 1 cebolla mediana
  • 250 ml de nata para cocinar
  • 200 gr de queso semicurado rallado
  • Perejil recién picado
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Sal

Cómo hacer unas pechugas de pollo con salsa de queso

1Comenzamos esta receta limpiando las pechugas, retirando la mayor parte de grasa blanca que puedan contener. Seguidamente las cortamos a tacos medianos y salpimentamos a nuestro gusto.

2Ponemos a calentar a fuego fuerte un par de cucharadas de aceite de oliva en una sartén amplia. Añadimos los tacos de pechuga y los sellamos durante 3 minutos para evitar que pierdan los jugos internos. Intentamos que se hagan por todos los lados, retiramos y reservamos.

3Ahora utilizando la misma sartén bajamos el fuego a suave y agregamos otras dos cucharadas de aceite de oliva. Agregamos el ajo y la cebolla previamente pelados y picados en fino. Salpimentamos y cocinamos durante 10 minutos a fuego lento.

4Vertimos la nata y el queso en la sartén y continuamos cocinando a fuego suave removiendo el tiempo necesario para que todos los ingredientes se integren a la perfección.

5Volvemos a meter los tacos de pechuga en la sartén y cocinamos otros 5 minutos más aproximadamente a fuego lento. Rectificamos el punto de sal si fuese necesario. La salsa tiene que quedar un tanto espesa y es importante no pasarnos con la intensidad del fuego para que no se corte la nata.

6 Ahora ya solo queda emplatar nuestras pechugas de pollo en salsa de queso y espolvorear un poquito de perejil fresco por encima. Llévalo a la mesa y disfruta de este plato con toda la familia. Está espectacular!!

Actualizada el 13 noviembre, 2018
Compartir