Alitas de pollo dulces, una receta china que te va a sorprender

569

Las alitas de pollo son muy fáciles de cocinar, y se pueden hacer de muchas maneras dependiendo de nuestros gustos. Son perfectas para montar un estupendo aperitivo o incluso las podemos incluir en el menú acompañándolas de una ensalada o una guarnición, con lo que obtendremos un plato muy completo.

Pero si te apetece salir de lo «habitual» como por ejemplo las alitas de pollo a la barbacoa, las alitas de pollo picantes o las alitas de pollo al horno, esta receta de alitas de pollo dulces puede ser una buena opción que deberías tener en cuenta.

Se trata de un plato popular de la gastronomía china, en el que las alitas se maceran con una mezcla de salsa de soja y vino chino, para luego freírlas y untarlas con un poco de miel. El resultado es espectacular, pues la carne queda muy tierna y con un color muy llamativo, siendo su sabor una auténtica delicia para nuestro paladar. Sin duda, te las recomiendo!!

Receta china de alitas de pollo dulces

Información de la receta

  • Raciones: 4 personas
  • Calorías por ración (kcal): 268
  • Tiempo de preparación: 5 minutos
  • Tiempo de macerado: 30 minutos
  • Tiempo de cocinado: 25 minutos
  • Tiempo total: 1 hora
  • Tipo de cocina: China
  • Categoría: Carnes

Ingredientes necesarios

  • 16 alitas de pollo partidas
  • 3 cucharadas de miel
  • 4 cucharadas de salsa de soja ligera
  • 1 cucharada de salsa de soja oscura
  • 2 cucharadas de vino chino para cocinar
  • 4 tallos de cebolletas chinas (la parte blanca)
  • 8 rodajas finas de jengibre
  • 1 cucharadita de pimienta blanca en polvo
  • Aceite de oliva
  • Sal

Cómo se hacen las alitas de pollo dulces

Comenzamos colocando las alitas de pollo limpias y partidas en un bol con suficiente agua que las cubra por completo y una cucharada de sal. Transcurridos 30 minutos, retiramos el agua y dejamos las alitas de pollo en el bol. De esta forma, el pollo estará mucho más sabroso y mucho más tierno.

Añadimos una cucharadita de sal y otra de pimienta blanca. Vertemos la salsa de soja ligera, la salsa de soja oscura y el vino chino. Añadimos las rodajas de jengibre y los tallos de las cebolletas chinas previamente cortados en trozos de dos centímetros aproximadamente.

Mezclamos todo bien, cubrimos con papel film y metemos el bol en la nevera durante al menos 30 minutos, aunque convendría tenerlo unas horas para que la carne coja mucho más sabor.

Transcurrido ese tiempo, calentamos un chorrito de aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio-alto y vamos colocando una a una las alitas de pollo, las cuales freiremos durante un par de minutos por cada lado.

Incorporamos el adobo que ha quedado en el bol y media taza de agua tibia. Tapamos la sartén y cocinamos durante 15 minutos a fuego medio. Transcurrido ese tiempo, retiramos la tapa, subimos la intensidad del fuego y cocinamos durante unos minutos hasta que el líquido se evapore.

Mientras tanto, en un recipiente, diluimos tres cucharadas de miel con una de agua tibia, y cuando el líquido de la sartén haya espesado, untamos las alitas con la miel por ambas partes con la ayuda de una brocha de cocina mientras se van dorando a nuestro gusto.

Retiramos la sartén del fuego y servimos la alitas de pollo dulces acompañadas de nuestras salsas preferidas. Ahora solo queda probarlas, seguro que te van a encantar. Buen provecho!!

Vista de las alitas de pollo dulces
Alitas de pollo dulces.

Ingredientes especiales para esta receta

El vino chino para cocinar conocido como Shao Xing, puede ser difícil de conseguir a no ser que tengas cerca de casa una tienda especializada en productos orientales. A continuación te dejo un enlace en donde puedes conseguirlo fácilmente.

Los precios de los productos publicados han sido actualizados el 6/02/2023.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cuatro =

Close
© Copyright 2022 Recetinas.com
Close