Receta de bagels caseros
Preparación: 1 hr y 40 min
Cocinado: 45 min
Listo en: 2 hr y 25 min

En esta ocasión vamos a preparar unas rosquillas de pan grandes muy originales. Los llamados bagels tienen su origen en Polonia y su popularidad se ha extendido por gran parte del mundo.

Son perfectos para el desayuno, siempre y cuando los rellenemos de nuestros ingredientes preferidos. Incluso los podemos preparar para llevar al trabajo o para la merienda de los niños. Sigue los pasos de esta receta y comprobarás que en realidad son muy sencillos de hacer.

Receta de bagels caseros

Ingredientes para 9 unidades

Ingredientes para hacer la masa

  • 250 cc de agua tibia
  • 2 cucharaditas de aceite de girasol
  • 375 gr de harina de fuerza
  • 1 cucharada de azúcar
  • ¾ de cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de levadura en polvo

Ingredientes para cocer los bagels

  • 1,5 litros de agua
  • 1 cucharada de azúcar

Ingredientes para el glaseado

  • 1 clara de huevo
  • 1 cucharada de agua
  • Semillas de sésamo
  • Semillas de amapola (opcional)

Cómo preparar unos bagels caseros

1En primer lugar vamos a empezar preparando la masa con la que haremos estos ricos bagels caseros. En un bol vamos hacer una mezcla con la harina, el azúcar, la levadura y la sal. Seguidamente hacemos un hueco en el centro y agregamos el agua templada y el aceite.

2Ahora removemos bien todos los ingredientes hasta que se forme una masa homogénea que comience a despegarse de las paredes. Enharinamos una superficie plana y continuamos amasando allí la masa, retorciendo y estirando la masa unos 15 minutos. Lo ideal es que nos quede una masa bastante elástica y muy fina.

3Después hacemos una bola con la masa y la pasamos a un bol previamente engrasado con un poquito de aceite. Tapamos el bol con film transparente y tendremos que dejarlo fermentar unos 45 minutos aproximadamente.

4Cuando haya pasado el tiempo, la masa habrá duplicado casi su volumen. Entonces volvemos a amasarla en la superficie enharinada, presionando bien con las manos para que expulse todo el aire que pueda tener. Seguidamente cubrimos la masa con un paño y dejamos reposar 15 minutos mas.

5Transcurrido el tiempo, dividimos la masa en 9 trozos más o menos iguales. Amasamos y vamos formando con las manos unas bolas, haciendo un agujero en el centro de aproximadamente 5 cm de diámetro. Las iremos dejando sobre un papel de horno previamente engrasado.

6Cuando ya tengamos los 9 bagels formados y dispuestos, los cubrimos con un paño y los dejamos reposar otros 25 minutos aproximadamente. Ahora pasamos los bagels por una plancha o sartén calentada a fuego bajo. Los tendremos un par de minutos por cada lado, con la intención de crear un poco de corteza pero sin que se doren.

Cómo cocemos los bagels caseros

7Seguidamente los tendremos que cocer. Por lo tanto, calentamos el agua junto con el azúcar en una cazuela amplia. Cuando comience la ebullición, bajamos el fuego a suave y cocemos los bagels en dos tandas (una de 5 y otra de 4). Los cocemos durante 4 minutos por cada lado.

8Los sacamos con la ayuda de una espumadera y los dejaremos sobre papel de cocina para que se escurran bien. Si ves que alguno de ellos ha bajado su volumen, puede ser normal, pero cuando los metamos al horno volverán a recuperar la forma.

Cómo hacemos el glaseado para los bagels caseros

9Una vez escurridos, los colocamos con cuidado en la bandeja del horno y sobre papel para horno previamente engrasado. Untamos los bagels caseros con una mezcla de la clara de huevo batida con una cucharada de agua. Decoramos con semillas de sésamo (yo en este caso he utilizado semillas de amapola) y ya los tenemos listos para meterlos al horno.

10Por último precalentamos el horno a 200º C y cuando haya cogido temperatura, metemos la bandeja con los bagels. Horneamos durante 25-30 minutos. Ya sabéis que cada horno es un mundo, por lo que puede haber variaciones de tiempo. Por eso, recomiendo vigilar los bagels de vez en cuando y sacarlos cuando los veamos ya doraditos.

11Cuando ya tengamos los bagels caseros preparados, los dejamos enfriar sobre una rejilla a temperatura ambiente. Después ya los podemos consumir como más nos gusten. Disfruta de tus bagels caseros.

Actualizada el 27 abril, 2018
Compartir