Bizcocho marmolado, receta tradicional de un dulce típico de la repostería peruana

218

Uno de los dulces más llamativos y sencillos típicos de la cocina peruana, es el bizcocho marmolado también conocido como torta marmoleada o queque marmoleado. Su peculiaridad, es la combinación de dos mezclas de iguales ingredientes, exceptuando que una lleva cacao, dando lugar a un veteado muy bonito a este bollo.

No puedes dejar de hacerlo si eres un aficionado a la repostería, sin mucha complicación y con un resultado a la vista siempre inesperado, ya que varía según se haga la mezcla. ¿Te apetece hacer este divertido bizcocho?, a continuación encontrarás los ingredientes que se necesitan y los pasos que debes seguir para que te quede perfecto.

Receta de bizcocho marmolado

Información de la receta

  • Raciones: 12
  • Calorías por ración (kcal): 321
  • Tiempo de preparación: 25 minutos
  • Tiempo de cocinado: 1 hora
  • Tiempo total: 1 hora y 25 minutos
  • Tipo de cocina: Francesa
  • Categoría: Postres

Ingredientes necesarios

  • 330 gr harina de trigo
  • 200 gr de mantequilla sin sal atemperada
  • 250 ml de leche
  • 300 gr azúcar blanco
  • 16 gr levadura química o polvos de hornear
  • 4 huevos
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharada de aceite de girasol
  • 30 gr de cacao puro en polvo
  • 1 pizca de sal
  • Azúcar glas

Preparación

Ponemos en el bol de la batidora la mantequilla atemperada, cortada en taquitos junto con el azúcar y la pizca de sal. Batimos a velocidad baja y luego la iremos subiendo poco a poco, durante unos 4 minutos hasta conseguir una textura blanda y de color blanquecino.

Cascamos los huevos en un plato hondo y los batimos un poco para luego ir añadiéndolos a la mezcla de la mantequilla en pequeñas dosis mientras batimos, así conseguiremos que se unifiquen mejor los ingredientes.

Ahora dividimos esta mezcla por la mitad, utilizando el peso y la repartimos entre dos recipientes. Cogemos uno de ellos y le añadimos la esencia de vainilla y lo batimos un poco a velocidad baja.

Ahora le añadimos un poco mas de la mitad de la harina tamizada, unos 180 gr y también la mitad de la levadura, unos 8 gr. Batimos a velocidad baja para que no nos salte y luego la vamos subiendo hasta que se integre la harina. Añadimos a continuación la mitad de la leche, 125 ml, mezclamos suavemente y reservamos esta mitad de la mezcla.

Continuamos con el otro bol que habíamos separado, agregamos de la misma forma el resto de la harina, la levadura y el cacao en polvo, todo previamente tamizado. Mezclamos hasta que se integren los ingredientes, le incorporamos el resto de la leche y batimos un poco para unificarlo y que no nos queden grumos.

Cogemos el molde de hornear, yo emplee uno con chimenea de 24 cm, lo aceitamos un poco por el interior. Ahora tenemos que ir rellenándolo con las diferentes mezclas, poniendo 3 cucharas de cada una por capa, podemos hacer por un lado con la mitad de la mezcla de vainilla y la otra de chocolate, saldrán diferentes dibujos dependiendo de como lo distribuyas. Cuando tengas una capa, sigues cubriendo con las mezclas hasta que se te terminen.

Asentamos la mezcla dando unos pequeños golpes contra la superficie o mesa, pasamos un palillo largo por el interior de la masa removiendo para que se haga el dibujo marmolado.

Precalentamos el horno a 180º C con calor arriba y abajo, introducimos el molde por unos 50 a 60 minutos dependiendo del horno, lo pinchamos con un palillo para comprobar que esta hecho por dentro.

Una vez fuera, lo dejamos reposar por unos 12 minutos para que nos sea mas fácil de desmoldar. Pasado ese tiempo, desmoldamos y dejamos el bizcocho sobre una rejilla hasta que se enfríe por completo.

Espolvoreamos por encima el azúcar glas y ya podemos cortar una porción. Descubre qué dibujo interior tan bonito te ha salido y si!, ya puedes probar este delicioso bizcocho con sabor a vainilla y chocolate, riquísimo!!.

Vista del bizcocho marmolado
Bizcocho marmolado.

Comentarios y sugerencias

Es importante para todo tipo de bizcochos, el no batir a velocidades altas ni tampoco pasarnos del tiempo requerido, así conseguiremos que nos queden más esponjosos.

Comúnmente el marmolado también se puede hacer a base superponer capas una encima de otra. En este caso puedes usar un molde circular o tipo plumcake, distribuyes con porciones de 3 cucharadas de cada mezcla, dejando que se vayan esparciendo y se vaya haciendo el propio dibujo, así hasta terminar con la masa.

Prueba con diferentes formas y así descubrirás qué resultado te gusta más para tu acabado de bizcocho marmolado.

Comidas españolas fáciles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diez + dieciseis =

Close
© Copyright 2022 Recetinas.com
Close