Chips de calabacín

114
Preparación: 10 min
Cocinado: 20 min
Listo en: 30 min

Esta receta de calabacín rebozado es perfecta para cualquier tipo de aperitivo, además en esta ocasión vamos a evitar freírlo con aceite y lo haremos en el horno, por lo que evitaremos añadir calorías a este estupendo plato y nuestras chips quedarán muy crujientes.

Para el rebozado utilizaremos un podo de queso parmesano rallado y un toque de pimentón dulce, lo cual aportará a este calabacín rebozado en forma de chips un toque de sabor que seguramente sorprenderá a todos los comensales.

Receta de calabacín rebozado al horno

Ingredientes para hacer chips de calabacín rebozado al horno

Con estas cantidades tendremos para 2-3 personas:

  • 1 calabacín grande
  • 3 cucharadas de harina
  • 1 cucharadas de pimentón dulce
  • 2 huevos
  • 5 cucharadas de pan rallado
  • 2 cucharadas de queso parmesano en polvo
  • Pimienta negra recién molida
  • Sal

Cómo preparar calabacín rebozado en forma de chips

  1. Precalentamos nuestro horno a una temperatura de 200º C con calor arriba y abajo. Mientras coge temperatura comenzamos con la receta.
  2. Empezamos lavando bien el calabacín y seguidamente lo cortaremos en rodajas finas.
  3. En un primer recipiente hacemos una mezcla con la harina y el pimentón dulce.
  4. En un segundo recipiente batimos los huevos y en un tercer recipiente, hacemos otra mezcla con el pan rallado, el queso parmesano, una pizca de pimienta negra y otra de sal.
  5. Seguidamente pasamos las rodajas de calabacín primero por la primera mezcla de harina y pimentón, tratando de que se quede bien impregnado.
  6. A continuación pasamos las rodajas de calabacín por el huevo batido y por último las pasamos por la mezcla de pan rallado.
  7. Forramos la bandeja del horno con papel de hornear y vamos colocando todas las rodajas de calabacín, distribuyéndolas por toda la base y sin amontonarlas.
  8. Con el horno ya a temperatura, introducimos la bandeja a una altura de un punto menos de la mitad y horneamos durante 15-20 minutos o hasta que las chips de calabacín hayan cogido un color doradito.
  9. Sacamos la bandeja del horno y ya solo queda servir estas deliciosas chips de calabacín rebozadas directamente a la mesa para comerlas calentitas. Buen provecho!!
Calabacín rebozado al horno.
Chips de calabacín paso a paso.

Comentarios y sugerencias

El tiempo de horneado puede variar considerablemente, pues todo depende del grosor que tengan las rodajas de calabacín. En mi caso las he cortado con un grosor de 3-4 milímetros. Si las cortas más finas deberán estar menos tiempo, es cuestión de estar un poco pendiente y retirarlas cuando comiencen a dorarse.

Estas chips de calabacín también se pueden freír en vez de hacerlas en el horno, pero yo las prefiero así porque son mucho más ligeras, tienen menos calorías y están riquísimas.

Para el rebozado he utilizado pan rallado normal, pero también las he probado con panko, el típico pan japonés que se utiliza para hacer rebozados. Este pan se puede encontrar en tiendas especializadas o bien lo puedes hacer en casa siguiendo esta receta: Cómo se hace el panko japonés.

Aunque estas chips de calabacín son estupendas para servir como aperitivo y acompañadas de tu salsa preferida, también es cierto que pueden ser un buen acompañamiento para complementar otros platos.

Comidas españolas fáciles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

8 + 12 =

Close
© Copyright 2022 Recetinas.com
Close