Contramuslos de pollo a la miel

283
Preparación: 10 min
Cocinado: 45 min
Listo en: 55 min

El pollo tiene una carne muy tierna con la que podemos hacer multitud de recetas, como es el caso de los contramuslos de pollo a la miel que vamos a preparar hoy.

Además la carne de pollo es una de las más económicas que existe en el mercado. Esta carne se utiliza desde antaño en la gran mayoría de los hogares del mundo, siendo muy recomendable incluirla en cualquier tipo de dieta.

Hoy voy a continuar completando la sección de recetas de pollo con unos deliciosos contramuslos de pollo que acompañaremos con una rica salsa de miel, cebolla y salsa de soja que se elabora facilmente.

Receta de contramuslos de pollo a la miel

Ingredientes para cocinar contramuslos de pollo

Con estas cantidades tendremos para 4 personas:

  • 1 Kg de contramuslos de pollo
  • 1 cebolla grande
  • 65 gr de miel de abeja
  • 1 chorrito de salsa de soja
  • Ajo en polvo
  • Pimienta negra recién molida
  • Aceite de oliva
  • Sal

Sellado de los contramuslos de pollo

  1. Lo primero que tenemos que hacer es quitarle la piel y limpiar toda la grasa blanca que podamos de los contramuslos de pollo. Yo para evitar este punto, compro los contramuslos ya deshuesados y completamente limpios.
  2. Seguidamente los salpimentamos por ambas partes y les untamos con ajo en polvo.
  3. Ahora ponemos un buen chorro de aceite de oliva a calentara fuego medio en una cazuela ancha.
  4. Cuando el aceite esté caliente, añadimos los contramuslos y los sellamos durante un par de minutos por cada lado.
  5. Cuando tengamos los contramuslos de pollo sellados, los retiramos de la cazuela y los reservamos en un plato.

Cómo hacer salsa de miel

  1. Pelamos la cebolla y la cortamos a trozos medianos.
  2. Agregamos la cebolla a la misma cazuela donde hemos sellado los contramuslos, añadimos un poquito más de aceite y la pochamos unos 6-8 minutos hasta que la cebolla esté tierna.
  3. Retiramos la cazuela del fuego y pasamos la cebolla por la batidora con el el fin de triturarla hasta que se vuelva una salsa muy espesa.
  4. Volvemos a poner la cebolla triturada en la misma cazuela junto con la salsa de soja, la miel, un poco de agua (200 ml) y una pizca de sal.

Guisar la carne de pollo con salsa de miel

  1. Agregamos a la cazuela los contramuslos que habíamos reservado y cocinamos a fuego medio durante 25-30 minutos con la cazuela tapada, removiendo y girando las piezas de pollo de vez en cuando para que no se quemen.
  2. Destapamos en los últimos 5 minutos para que la salsa espese, retirando la cazuela del fuego cuando la salsa se encuentre a nuestro gusto.
  3. Ahora ya podemos servir nuestros contramuslos de pollo a la miel acompañados de una guarnición.
Comidas españolas fáciles

Comentarios y sugerencias

En este caso he utilizado unas patatas fritas como acompañamiento de este delicioso plato, pero puedes completarlo con cualquier otro tipo de guarnición, como una buena ensalada o unas verduras cocidas al vapor.

La carne de los contramuslos de pollo es una de las partes más jugosas y tiene que quedar bien tierna, por lo que no es recomendable sellarla mucho tiempo, ya que podemos correr el riesgo de que se reseque.

Otras recetas de pollo recomendadas

Continuando con los guisos de pollo caseros, te puedo recomendar el popular pollo con salsa de champiñones, una receta bastante sencilla de hacer y con un resultado que está para chuparse los dedos.

Otro guiso que merece la pena es el pollo al chilindrón, una receta de origen aragonés en la que se preparan trozos de pollo con una deliciosa salsa de tomate. Esta receta seguro que gustará a toda la familia incluyendo a los más pequeños de la casa.

Y una receta que se prepara también con contramuslos deshuesados es el pollo teriyaki al estilo japonés, un plato popular de la cocina oriental que va acompañado de una salsa especial para carnes y pescados. No te la puedes perder!!

Beneficios de comer carne de pollo

La carne de las gallinas se denomina carne blanca, baja en grasas y en calorías. Es la más consumida en todo el mundo y se considera como un alimento apto a nivel terapeútico. Así como su consumo tanto en madres gestantes, como en niños en edad temprana.

Entre sus beneficios predomina el de ayudarnos a mantener un peso equilibrado, proporcionando un alto nivel de energía, de ahí que los deportistas lo tomen a diario.

Es rico en fósforo, un mineral necesario para producir la energía que necesitamos, como la que necesitan nuestros huesos o dientes, ayudando a combatir la pérdida ósea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

doce − siete =

Close
© Copyright 2022 Recetinas.com
Close