Receta de croquetas de pollo y queso
Preparación: 40 min
Cocinado: 20 min
Listo en: 1 hr

En esta ocasión vamos a preparar unas deliciosas croquetas de pollo, a las que las vamos a agregar un poco de queso del tipo roquefort para los amantes del queso azul. Si lo deseas, puedes cambiar el queso azul por uno más suave, sobretodo si tienes niños, ya que no suelen gustarles el sabor de queso fuerte.

Te recomiendo hacer la masa de las croquetas un día antes, ya que tiene que estar en reposo dentro del frigorífico durante 12 horas. Así las croquetas saldrán mucho mejor y estarán más sabrosas.

Receta de croquetas de pollo y queso

Ingredientes para 4 personas

  • 250 gr de pollo cocido o asado y desmenuzado
  • 100 gr de mantequilla
  • 375 ml de leche
  • 250 ml de caldo de pollo
  • 175 gr de harina
  • 100 gr de cebolla
  • 75 gr de queso Roquefort o Gorgonzola
  • Pimienta molida
  • Nuez moscada
  • Pimentón dulce
  • Aceite de oliva
  • Sal

Ingredientes para rebozar las croquetas

  • Harina
  • 1 huevo
  • Pan rallado

Cómo hacer unas croquetas de pollo y queso

1El primer paso será pelar y picar finamente la cebolla y reservar. Seguidamente vamos a derretir la mantequilla a fuego lento en una cazuela que sea ancha. Cuando se haya derretido, agregamos la cebolla que habíamos reservado y rehogamos hasta que comience a coger color.

2Ahora añadimos la harina y removemos para que se mezcle bien con la mantequilla y la cebolla. Tenemos que cocerla a fuego muy suave durante 15 minutos aproximadamente removiendo de vez en cuando para evitar que se queme.

3Mientras tanto, vamos a calentar en un cazo el caldo de pollo junto con la leche, salpimentamos a nuestro gusto y añadimos una pizca de pimentón dulce y otra de nuez moscada. Removemos bien y retiramos del fuego cuando comience a hervir.

4Vertemos el caldo despacito en la cazuela con la harina mientras vamos removiendo. Cocemos a fuego lento sin dejar de remover durante 5 minutos. Seguidamente añadimos el pollo desmenuzado y continuamos removiendo hasta que se haga una mezcla homogénea tipo una masa.

5Cuando la masa comience a despegarse de la cazuela, retiramos del fuego y añadimos el queso deseado. Mezclamos para que se derrita con el calor y se integre bien a la masa. Probamos y si hace falta rectificaremos de sal o cualquier otro condimento.

Refrigeramos la masa de las croquetas durante la noche

6Una vez lista la masa para hacer las croquetas, la ponemos en una fuente amplia y cubrimos con papel film, tratando de que no quede aire en el interior para evitar que la masa se endurezca. Seguidamente lo metemos en el frigorífico y lo dejamos reposar durante toda la noche.

7Al día siguiente ya podemos hacer las croquetas, para ello, cogemos una porción de masa con una cuchara y la moldeamos con las manos en forma de croqueta, la pasamos por harina, luego por huevo batido y seguidamente la rebozamos bien de pan rallado. Esto lo haremos hasta terminar toda la masa.

8Una vez formadas todas las croquetas, ya solo nos queda calentar abundante aceite en una sartén amplia o conectar la freidora eléctrica. Cuando el aceite tome temperatura, vamos friendo todas las croquetas hasta que queden doraditas.

9Retiramos y las ponemos sobre papel de cocina absorbente para eliminar el exceso de aceite y listo, ya podemos servir nuestras croquetas de pollo y queso. Si las acompañas de tu salsa preferida y una buena ensalada ya tienes un plato de croquetas completo. Buen provecho!!

Actualizada el 17 julio, 2018
Compartir