Mejillones tigre

168
Preparación: 10 min
Cocinado: 20 min
Refrigerado: 2 hr
Listo en: 2 hr y 30 min

Los mejillones tigre se pueden encontrar en gran cantidad de bares y restaurantes de nuestro país, pues tienen una gran demanda sobre todo a la hora del aperitivo. Tienen su toque picantito, se sirven siempre calentitos y nunca sobra ninguno porque están deliciosos. Su interior es cremoso y por fuera quedan crujientes debido a su rebozado, lo que les convierte en todo un manjar!!

La elaboración de estos mejillones rellenos no es nada complicada, pero eso sí, requiere de algo de tiempo en la cocina. Es una de esas recetas «especiales» para ciertas ocasiones como el aperitivo de fin de semana, para cualquier tipo de celebración o simplemente para darte un caprichito.

Receta de mejillones rellenos de bechamel

Ingredientes para hacer mejillones tigre

Con estas cantidades tendremos para 4 personas:

  • 1 Kg de mejillones
  • 1 cebolla
  • 250 ml de leche
  • 70 gr de harina de trigo
  • ½ cucharadita de pimienta molida
  • ½ cucharadita de pimentón picante o paprika
  • Perejil fresco picado
  • 70 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Sal al gusto

Ingredientes para el empanado de los mejillones

  • Harina de trigo
  • Pan rallado
  • 2 huevos
  • Agua
  • Aceite para freír

Cómo preparar los mejillones tigre

  1. Limpiamos los mejillones con agua fría, retirando las barbas y raspando con un cuchillo todo lo que tengan pegado en sus conchas.
  2. Colocamos los mejillones en una cacerola y añadimos un vaso de agua (200 ml).
  3. Tapamos la cacerola y calentamos a fuego medio-alto durante unos minutos hasta que los mejillones se abran.
  4. Retiramos del fuego y dejamos reposar unos minutos hasta que se enfríen un poco.
  5. Colamos el caldito que han soltado los mejillones y reservamos.
  6. Sacamos la carne de los mejillones de las conchas y la cortamos a tiras finas con la ayuda de una tijera. Reservamos también las conchas.
  7. Ponemos a calentar el aceite de oliva en una sartén a fuego medio y esperamos hasta que coja temperatura.
  8. Añadimos la cebolla previamente picadita y pochamos durante 4-5 minutos removiendo de vez en cuando.
  9. A continuación, incorporamos la harina y cocinamos durante 2-3 minutos para quitarle el sabor a crudo.
  10. Vertemos la leche poco a poco mientras removemos con unas varillas. Seguidamente hacemos lo mismo con 250 ml del caldo que hemos reservado de la cocción de los mejillones.
  1. Continuamos removiendo con las varillas hasta que no queden grumos. Es entonces cuando añadimos la pimienta molida, el pimentón picante, una pizca de sal, un puñadito de perejil picado y la carne de los mejillones.
  2. Mezclamos todo bien hasta que todos los ingredientes queden perfectamente integrados y rectificamos el punto de sal si es necesario.
  3. Seguimos removiendo con las varillas hasta que veamos que la bechamel se separa de las paredes de la sartén.
  4. Retiramos del fuego y dejamos que la bechamel se atempere un poco. Ahora rellenamos las conchas que habíamos reservado con la bechamel que hemos preparado y con la ayuda de una cuchara.
  5. Cuando las tengamos todas, las colocamos en una bandeja, las cubrimos con papel film y metemos en el frigorífico durante 2-3 horas para que el relleno se endurezca.
  6. Pasado ese tiempo, preparamos tres recipientes; uno con harina de trigo, otro con pan rallado y otro con dos huevos batidos.
  7. Ahora pasamos cada uno de los mejillones rellenos por la harina, después por los huevos batidos y por último, por el pan rallado.
  8. Una vez tengamos todos los mejillones tigre, ponemos a calentar abundante aceite para freír en una sartén y con el aceite ya caliente, vamos friendo los mejillones tigre por tandas de 3 o 4 unidades y hasta que estén doraditos.
  9. A medida que estén listos, los iremos sacando y los dejaremos sobre papel absorbente de cocina para quitarles el aceite sobrante.
  10. Emplatamos y servimos directamente a la mesa para comer estos deliciosos mejillones tigre. Buen provecho!!
Comidas españolas fáciles

Comentarios y sugerencias

Una vez que hemos pasado los mejillones por harina, huevo y pan rallado, se pueden congelar en una bandeja y freírlos en otro momento. Por lo tanto, esta es una receta estupenda para preparar con anterioridad. Después solo quedará freírlos momentos antes de servirlos a la mesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × cinco =

Close
© Copyright 2022 Recetinas.com
Close