Roscón de Reyes, la receta tradicional para hacer en casa todos los años

124
Preparación: 35 min
Cocinado: 25 min
Fermentado: 3 hr y 20 min
Listo en: 4 hr y 20 min

Hoy vamos a preparar una de esas recetas que no pueden faltar en Navidad, el popular y delicioso Roscón de Reyes casero. Como podrás comprobar no es muy complicado hacerlo, eso sí, requiere de un poco de atención y una buen uso de nuestro horno.

En casa todos los años hago varios roscones para toda la familia, unos los relleno solo de nata y otros con nata y trufa, pero eso ya es cuestión de los gustos de cada uno. Lo principal es aprender cómo se hace un roscón de Reyes y luego cada uno se lo rellena de lo que quiera. Así que vamos a la cocina a ponernos manos a la obra!!

Receta de roscón de Reyes casero

Ingredientes necesarios

Con estas cantidades tendremos para 2 roscones:

  • 550 gr de harina de fuerza
  • 25 gr de levadura fresca
  • 150 gr de azúcar
  • 120 gr de mantequilla sin sal
  • 150 ml de leche tibia
  • 2 huevos L
  • La ralladura de 1 limón
  • La ralladura de 1 naranja
  • ½ cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de agua de azahar
  • 2 cucharadas de ron

Ingredientes para la decoración

  • Cerezas confitadas
  • Naranjas confitadas
  • Calabazate
  • 1 huevo
  • Almendras cortadas
  • 3 cucharaditas de azúcar blanco
  • 1 cucharadita de agua de azahar
  • 1 figura de rey y 1 habichuela

Cómo hacer el roscón de Reyes casero

  1. En un recipiente mezclamos 50 ml de leche tibia con 3 cucharadas de harina y la levadura desmenuzada. Cuando todo haya quedado perfectamente mezclado, tapamos el recipiente con papel film y lo dejaremos fermentar a temperatura ambiente durante 20 minutos para crear la masa de arranque.
  2. Mientras en un bol grande o el de la batidora, vertemos los huevos ya batidos, la ralladura del limón y de la naranja, batimos a velocidad mínima.
  3. Añadimos los líquidos como el ron, el agua de azahar y también el azúcar, seguimos batiendo y mezclando.
  4. Poco a poco incorporamos el resto de la harina previamente tamizada, la leche, la sal , intercalándolos y por último la masa de arranque fermentada que tenemos en el otro recipiente.
  5. Seguimos amasándolo todo bien y añadimos la mantequilla previamente derretida en el microondas, dejándola en pomada. Continuamos amasando hasta que quede una masa completamente homogénea.
  6. Ahora esparcimos un poquito de harina o aceite, sobre una superficie plana donde podamos trabajar con la masa y evitar que se nos pegue. Nos ponemos aceite también en las manos para poderla manejar y la amasamos enérgicamente con las manos. La masa tiene que quedar bien compacta, es entonces cuando haremos una bola con ella y la pasaremos a un bol aceitado en sus paredes y cubierto con un trapo húmedo y film dentro del bol. Lo dejamos durante 2 horas en el mismo horno apagado, para que levante.
  7. Transcurrido el tiempo indicado, la masa habrá aumentado su tamaño considerablemente. Entonces, volveremos a amasarla sobre una superficie lisa aceitada. Partimos la masa en dos porciones mas o menos iguales y les iremos dando forma de roscón mientras amasamos. Es recomendable hacer el agujero central con los dedos y que sea bastante grande, pues en el horno el agujero se estrecha considerablemente.
  8. Introducimos ahora la figura del rey y la habichuela, solo tienes que envolverlas en papel film y meterlas separadas en su interior.
  1. Una vez formados los dos roscones, los pondremos en la bandeja del horno y sobre papel especial para hornear.
  2. Precalentamos el horno a 50º C, introducimos los roscones y apagamos el horno. Tendremos los roscones con el horno apagado durante 1 hora para vuelvan a fermentar. Si no quieres calentar el horno, también puedes meter un cazo con agua hirviendo debajo de la bandeja, para ayudar a que leve igualmente.
  3. Sacamos los roscones del horno y precalentamos el horno a 190 ºC. Mientras coge la temperatura, pintaremos nuestros roscones con huevo batido y con la ayuda de una brocha de cocina. Decoramos con las cerezas confitadas bien distribuidas, las almendras cortadas y rodajas de naranja confitada y calabazate laminado.
  4. En un cuenco mezclamos el azúcar con unas gotas de agua de azahar y lo vamos acomodando sobre el roscón a montoncitos pequeños.
  5. Cuando el horno haya cogido la temperatura correcta, introducimos el roscón y los horneamos individualmente a media altura, durante 25 minutos, aproximadamente. Hay que vigilar el horno de vez en cuando, ya que el tiempo en cada horno puede variar.
  6. Cuando veamos que ya ha cogido un color tostadito, lo pinchamos para comprobarlo. Podemos taparlo con papel de aluminio por si aún no estuviera y para evitar que se nos queme y luego ya lo sacamos porque ya estará listo.
  7. Dejamos que se enfríen a temperatura ambiente durante 10 minutos y después los pasamos a una rejilla. Si lo deseamos, cuando ya estén fríos, podemos cortarlos por la mitad para rellenarlos con nata, trufa o cabello de ángel. Ahora a disfrutar de este delicioso roscón!!
Roscón de Reyes tradicional.
Roscón de Reyes casero paso a paso.

Consejos para su conservación

A la masa del Roscón no se le añade ningún tipo de aditivo para mejorar su humedad y durabilidad, por lo tanto, es recomendable no excederse en el tiempo de horneado para evitar que se deshidrate demasiado.

Para guardarlo, es mejor hacerlo envolviéndolo con papel film para preservarlo del contacto con el aire.

Comidas españolas fáciles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

11 + tres =

Close
© Copyright 2022 Recetinas.com
Close