Sopa de cebolla

121
Preparación: 15 min
Cocinado: 25 min
Listo en: 40 min

La primera vez que probé la sopa de cebolla fue en Roussillon, un pequeño pueblo francés con gente muy hospitalaria. De hecho, tuvimos un problema con el coche y la familia Baudin nos ofreció su casa para pasar la noche.

El caso es que esa noche fría de invierno, Camile sirvió una increíble sopa de cebolla. Me sorprendió los pocos ingredientes que llevaba y lo deliciosa que había quedado.

Desde entonces, la sopa de cebolla con pan y queso es de esas recetas que suelo hacer en casa, sobre todo cuando apetece hacer uso de la cuchara en los días de invierno.

Lo mejor de todo es que es una receta muy fácil de hacer, sana y nutritiva con la que podemos disfrutar de una de esas deliciosas sopas caseras que nos calientan el cuerpo en los días más fríos.

Receta de sopa de cebolla

Ingredientes para hacer una sopa de cebolla

Con estas cantidades tendremos para 4 personas:

  • 1 litro de caldo de pollo
  • ½ kg de cebollas
  • 4 rebanadas de pan tostado
  • Queso mozzarella rallado
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • Pimienta al gusto
  • Sal

Cómo hacer una sopa de cebolla

  1. Comenzaremos pelando las cebolla para seguidamente cortarlas en juliana.
  2. Ponemos a calentar una cacerola a fuego medio y añadimos la mantequilla.
  3. Cuando la mantequilla se haya derretido, añadimos la cebolla cortada y cocinamos durante 4-5 minutos removiendo de vez en cuando.
  4. Salpimentamos la cebolla a nuestro gusto, removemos y sofreímos un minuto más.
  5. Subimos el fuego a medio-alto y vertemos el caldo de pollo en la cacerola, mezclamos y esperamos hasta que comience a hervir.
  6. Volvemos a bajar a fuego medio, tapamos la cacerola y cocinamos durante 5 minutos.
  7. Retiramos del fuego nuestra sopa de cebolla y distribuimos en cuatro recipientes individuales que sean aptos para el horno.
  8. Añadimos en cada recipiente una rebanada de pan tostado y un poco de queso mozzarella por encima.
  9. Colocamos los recipientes sobre una bandeja de horno y los metemos a media altura en el horno a 230º C.
  10. Pasados 10-12 minutos cuando el queso se haya gratinado, sacamos nuestra sopa y servimos a la mesa con cuidado para no quemarnos.

Comentarios y sugerencias

El pan utilizado en esta receta son rebanadas de pan normal que se han tostado un poco en una tostadora.

Las sopas caseras de toda la vida

Sin lugar a dudas, una buena receta de sopa casera es una buena elección para hacer en cualquier momento, es un plato nutritivo, reconfortante y generalmente bastante sencillo de preparar.

Seguro que habrás probado ya alguna de las sopas tradicionales de siempre, como por ejemplo la sopa de pollo casera, a la cual puedes añadir un puñado de fideos para completarla un poquito más.

Mi preferida es la sopa de verduras que hacía mi abuela. Cuando la preparo, añado todo tipo de verdura y siempre queda bien rica!!

Y alguna vez ¿has probado alguna vez la sopa casera de cocido?, es una de las que más me apetecen en invierno, con chorizo, huevo cocido y hueso de jamón para darle un gusto delicioso.

Viendo estos claros ejemplos de recetas de sopas caseras, me doy cuenta de que la forma en la que antaño se hacían estos maravillosos platos no debería perderse en un futuro, pues es todo un placer para toda la familia tenerlos en nuestra mesa.

Únete a la conversación

  1. Luz jimenez says:

    Me encantan las sopas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 + dos =

Close
© Copyright 2022 Recetinas.com
Close