Receta de albóndigas de pollo japonesas
Preparación: 25 min
Refrigerado: 30 min
Cocinado: 15 min
Listo en: 1 hr y 10 min

Hoy vamos a preparar albóndigas de pollo japonesas, también llamadas tsukune, porque están hechas con las manos. Dentro de la cultura japonesa, las elaboran de pollo, ternera o pescado.

Nosotros las vamos a preparar de pollo y como es tradición, las serviremos clavadas en un palito de madera y envueltas en sésamo. ¡Ya estamos listos!, porque comenzamos con la receta.

Receta de albóndigas de pollo japonesas

Ingredientes para 20-25 albóndigas

  • 500 gr de pollo
  • ½ cebolla
  • ½ taza de fécula de patata
  • 1 huevo grande
  • 1 diente de ajo
  • ½ cucharita de miel
  • 1 cucharadita de salsa de soja
  • 1 cucharadita de sake
  • ½ cucharita de sal
  • Aceite de girasol

Ingredientes para la salsa

  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharadas de agua
  • Semillas de sésamo

Cómo hacer unas albóndigas de pollo japonesas

1Cogemos un recipiente grande donde iremos echando todos los ingredientes, comenzamos procesando el pollo, a ser posible de la parte del muslo y lo picamos en trozos pequeños. Seguimos incorporando la cebolla también picadita y el diente de ajo.

2Continuamos removiendo los ingredientes e incorporamos media taza de fécula de patata, una cucharadita de salsa de soja y de sake, media de miel y media de sal. Amasamos bien toda la mezcla con las manos hasta conseguir que queden bien integrados los ingredientes.

3Ahora tapamos con film el recipiente y lo dejamos reposar en la nevera una media hora. Después lo sacamos y comenzamos a preparar las albóndigas con ayuda de una cuchara. Hacemos porciones pequeñas que iremos redondeando con las manos, a medida que las hagamos las dejamos en una fuente y las reservamos.

4En una sartén grande, ponemos el aceite y la llevamos a fuego medio, cuando comience a calentarse iremos echando las albóndigas, las vamos friendo hasta que cojan un tono dorado por todas las partes.

5Al retirarlas, las pasamos a una fuente con papel absorbente para eliminar el exceso de grasa. En la sartén que hemos usado, echamos ahora los ingredientes para hacer la salsa, con el fuego bajo añadimos dos cucharadas de agua, otras dos de salsa de soja, una de azúcar moreno y removemos bien.

6Seguidamente cuando este caliente, vamos incorporando todas las albóndigas a la sartén, removemos de manera que se impregnen con la salsa, esperamos un par de minutos y las retiramos.

7Por último servimos las albóndigas en una fuente, pinchándolas en un palo de madera, esta es la forma de comerlas. Las espolvoreamos con las semillas de sésamo por encima y ya las podemos disfrutar, ¡qué aproveche!.

Actualizada el 11 julio, 2018
Compartir