Receta de albóndigas en salsa de cebolla
Preparación: 25 min
Cocinado: 35 min
Refrigerado: 45 min
Listo en:  1 hr

En el menú de hoy hacemos unas ricas albóndigas en salsa de cebolla, un plato realmente apetitoso. Las albóndigas es una de las recetas caseras más recurrentes sea cual sea su acompañamiento, porque siempre gustan.

En esta presentación las haremos con una salsa de cebolla, aportando a esta carne una jugosidad que las hará mas sabrosas.

Receta de albóndigas en salsa de cebolla

Ingredientes para 4 personas

  • 600 gr de carne picada
  • 1 huevo
  • 5 ajos
  • Perejil fresco
  • 1 rebanada de pan de molde
  • 2 cucharadas de harina de trigo
  • 1 cebolla
  • 2 hojas de laurel
  • ½ cucharadita de pimienta
  • 2 vasos de caldo de carne
  • 1 vaso de vino blanco
  • ½ cucharadita de azafrán
  • Aceite de oliva
  • Sal

Cómo hacer unas albóndigas en salsa de cebolla

1Comenzamos incorporando el huevo en un bol mediano, 4 dientes de ajo bien troceaditos en pequeño, 2 cucharaditas de perejil, preferible que sea fresco y también lo hacemos picadito.

2Continuamos agregando la carne picada, escogemos la que más nos guste puede ser de ternera, cerdo, pollo o mezcla. Nosotros emplearemos la de cerdo y ternera. Mezclamos bien todos los ingredientes en el bol.

3Seguimos sazonando la mezcla, le añadimos media cucharadita de pimienta, mezclamos y por último en un plato hondo empapamos una rebanada de pan tierno en leche, la sacamos y en trozos la añadimos al conjunto.

4Una vez tengamos integrados todos los ingredientes, cubrimos el bol con papel film y lo llevamos a refrigerar por 45 minutos. Esto lo hacemos para que se compacte mejor y podamos hacer las albóndigas sin emplear el pan rallado.

5Pasado el tiempo, sacamos la masa ya refrigerada, ponemos en un plato hondo dos cucharadas de harina y con dos cucharas, vamos cogiendo porciones de la masa que pasamos por la harina, dándole después la forma de bola y depositando en una fuente a medida que las tenemos listas.

Llegó el momento de freír las albóndigas

6Ponemos a calentar abundante aceite en una sartén, y con el fuego alto freímos las albóndigas. A medida que cojan color, las vamos apartando sobre un plato con papel absorbente y las reservamos mientras preparamos la salsa.

7Cogemos una cazuela y añadimos un chorrete de aceite de oliva, calentamos a fuego suave, pelamos la cebolla y la cortamos finamente. Seguimos pelando dos dientes de ajo, los picamos en pequeño y los echamos a la sartén hasta que se pochen junto con una hojas de laurel y una pizca de perejil.

8Subimos el fuego y agregamos un vaso de vino blanco que le dará muy buen sabor, esperamos a que el alcohol se reduzca y añadimos las albóndigas junto con dos vasos de caldo de carne. Cuando comience a hervir le incorporamos media cucharadita de azafrán y dejamos la cazuela tapada por 15 minutos aproximadamente y con el fuego bajo.

9Vigilamos hasta que el caldo se haya consumido y nos quede una salsa melosa junto con las albóndigas. Retiramos del fuego y las servimos calentitas acompañadas de un buen pan y a mojar!. Simplemente están deliciosas, que las disfrutes!!

Actualizada el 27 junio, 2018
Compartir