Receta de macarrones con chorizo y queso
Preparación: 10 min
Cocinado: 20 min
Listo en: 30 min

Hoy vamos a preparar uno de los platos de pasta que más gustan a los pequeños de la casa. Los macarrones con chorizo son fáciles de cocinar y siempre nos ofrecen unos resultados excelentes.

En esta receta las proporciones de salsa de tomate, queso rallado y orégano las pondremos en base a los gustos de cada uno, igualmente haremos con la cantidad de chorizo que queramos poner. A mis niños les encanta bien cargado de chorizo y de salsa de tomate.

Receta de macarrones con chorizo y queso

Ingredientes para 2-3 personas

  • 250 gr de macarrones
  • 1 buen trozo de chorizo
  • ½ cebolla
  • Salsa de tomate frito
  • Queso rallado
  • Orégano
  • Aceite de oliva
  • Sal

Yo prefiero la salsa de tomate hecha en casa, así que te dejo el enlace de la receta para que tu también puedas hacerla: Cómo hacer una deliciosa salsa de tomate frito casero.

Cómo hacer unos macarrones con chorizo y queso

1Lo primero que haremos es cortar los chorizos en rodajas no muy gruesas y estas, a su vez, las cortaremos por la mitad y los freíremos durante un par de minutos en una sartén a fuego medio sin necesidad de aceite, ya que el chorizo irá soltando su propia grasa. Retiramos y reservamos.

2Picamos finamente la cebolla y en la misma sartén que hemos utilizado para hacer el chorizo, agregamos un chorrito de aceite de oliva y la ponemos a calentar a fuego medio. Agregamos la cebolla junto con una pizca de sal y sofreímos hasta que la cebolla comience a transparentar.

3Ahora volvemos a meter en la sartén los chorizos que hemos reservado. Inmediatamente vertemos la salsa de tomate. La cantidad dependerá de tus gustos, yo pongo unos 450 ml aproximadamente. Agregamos también el orégano al gusto y los macarrones previamente cocidos y bien escurridos.

4Removemos todo el conjunto para que los ingredientes se integren bien y luego volcamos todo en una fuente apta para el horno. Espolvoreamos con queso rallado por encima. Yo utilizo una mezcla de queso cheddar y enmental, pero puedes utilizar el que más te guste.

5Metemos la fuente de macarrones en el horno a una temperatura de 250º C con la función de gratinar. El tiempo de horneado será el necesario para que el queso funda y se tueste un poquito, así que tendremos que estar un poquito pendientes para que no se nos queme.

6Cuando el queso haya quedado a tu gusto, sacamos los macarrones del horno con mucho cuidado para no quemarnos y ya podemos servirlos a la mesa. Te aconsejo acompañarlos con unos trozos de pan, ya que están tan ricos que invitan a mojar. Buen provecho!!

Actualizada el 30 marzo, 2019
Compartir