Receta de pastel Lamington
Preparación: 30 min
Cocinado: 30 min
Refrigerado: 6 hr
Listo en: 7 hr

En esta ocasión vamos a preparar un rico postre australiano muy tradicional. Básicamente este pastel está formado por un bizcocho de vainilla bañado con chocolate, espolvoreado con coco y relleno de mermelada de fresa y crema batida o nata, lo cual evidentemente lo hace irresistible.

Receta de pastel Lamington

Ingredientes para el bizcocho de vainilla

  • 3 huevos
  • 95 gr de harina
  • 70 gr de azúcar
  • 20 gr de mantequilla derretida
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Ingredientes para el jarabe de azúcar

  • 3 cucharadas de agua
  • ¼ cucharadita de sal

Ingredientes para el relleno de fresa

  • 250 gr de fresas frescas
  • 50 gr de azúcar
  • 15 ml de jugo de limón

Ingredientes para el glaseado de chocolate

  • 140 gr de crema batida
  • 120 gr de chocolate

Ingredientes para el relleno de mascarpone

  • 300 gr de crema batida
  • 250 gr de queso mascarpone
  • 60 gr de azúcar en polvo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • ½ cucharada de gelatina en polvo
  • 2 cucharadas de agua

Ingredientes para la decoración

  • Fresas frescas
  • Coco rallado

Cómo hacer un pastel Lamington

1Lo primero que tenemos que hacer es precalentar nuestro horno a una temperatura de 180º C. Luego engrasamos con mantequilla un molde de unos 20 centímetros de diámetro y seguidamente lo cubriremos con papel pergamino. Seguidamente tamizamos la harina y la reservamos para más tarde.

2En un recipiente mezclamos durante 10 minutos los huevos, el extracto de vainilla, el azúcar y la sal hasta que la mezcla espese y se triplique el volumen. Volvemos a tamizar la harina pero esta vez sobre la mezcla y continuamos removiendo hasta conseguir doblar, añadimos la mantequilla derretida y mezclamos bien.

3Vertimos la mezcla en el molde que hemos preparado y lo metemos en el horno durante 18 minutos o hasta que nuestro bizcocho quede bien hecho por dentro y doradito por fuera. Sacamos del horno y desmoldamos con cuidado, dejando el bizcocho sobre una rejilla hasta que se enfríe.

4Ahora vamos a preparar el jarabe de azúcar. Para ello, ponemos a calentar en una cacerola el agua y el azúcar hasta que hierva, retiramos del fuego y transferimos a un recipiente que esté bien limpio para dejarlo enfriar.

5Seguidamente hacemos el relleno de fresa, calentando en una cacerola a fuego lento el jugo de limón, las fresas troceadas en pequeño y el azúcar. Tendremos que ir removiendo constantemente durante aproximadamente 10 minutos o hasta conseguir que espese. Retiramos, colamos para retirar las semillas de las fresas y dejamos que se enfríe.

6Para el glaseado de chocolate colocaremos la crema y el chocolate en el interior de un recipiente que sea resistente al calor, luego lo meteremos en una cacerola con agua y calentaremos a fuego lento. Removemos de vez en cuando hasta que el chocolate se haya derretido por completo. Retiramos del fuego y reservamos.

7Ahora remojamos el bizcocho con un poco de jarabe de azúcar por la parte superior y también los bordes. Espolvoreamos bien con coco rallado, intentando que quede la mayor cantidad posible adherida al bizcocho. Seguidamente refrigeramos el bizcocho durante 30 minutos.

8Mientras tanto, vamos a preparar el relleno de mascarpone, para ello, disolvemos la gelatina en agua fría y dejamos reposar unos 10 minutos hasta que se hinche. En un tazón hacemos una mezcla con el queso mascarpone, el extracto de vainilla y el azúcar.

9Calentamos a fuego lento la gelatina hasta que se disuelva y la incorporamos a la mezcla de mascarpone, continuamos mezclando hasta que todos los ingredientes queden completamente integrados.

10En otro tazón batimos la crema hasta formar picos firmes y la agregamos poco a poco a la mezcla de mascarpone mientras vamos removiendo al mismo tiempo. Colocamos la mezcla en una manga pastelera y ahora pasamos a montar el pastel.

11Sacamos el bizcocho del frigorífico y lo cortamos en dos capas con cuidado de no romperlas. Sobre la primera capa agregamos el relleno de fresa, intentando cubrir toda la superficie. Ahora añadimos el mascarpone con la manga pastelera, intentando dejar libre un centímetro antes de llegar al mismo borde.

12Colocamos la capa superior y ejercemos una leve presión hasta que el mascarpone comience a sobresalir. Retiramos el sobrante con una espátula de cocina y refrigeramos nuestro pastel durante toda la noche para que coja consistencia. Momentos antes de servir, espolvoreamos azúcar en polvo por encima y decoramos con fresas frescas troceadas. Toda una delicia!!

Actualizada el 19 julio, 2019
Compartir