Receta de albóndigas con guisantes
Preparación: 20 min
Cocinado: 40 min
Listo en: 1 hr

En esta ocasión vamos a mostrarte una receta de cocina que suele gustar tanto a grandes como a pequeños, y es que unas deliciosas albóndigas con salsa de tomate y guisantes pueden completar una comida o una cena de familia.

Receta de albóndigas con guisantes

Ingredientes para 4 personas

  • 500 gr de carne picada de ternera
  • 1 bote de tomate triturado
  • 1 zanahoria mediana
  • 1 huevo
  • 1 cebolla mediana
  • 180 gr de guisantes congelados
  • La miga de un trozo de pan
  • ½ vaso de leche
  • 1 vaso de vino blanco
  • Harina
  • 1 cucharada de perejil picado
  • Pimienta molida
  • Aceite de oliva
  • Sal

Cómo hacer unas albóndigas con guisantes

1Mojamos la miga de pan con la leche hasta que se empape bien. En un bol vamos a mezclar la carne picada, el huevo, el perejil y la miga de pan previamente escurrida. Salpimentamos y amasamos enérgicamente con un tenedor hasta conseguir una mezcla homogénea.

2Con las manos formamos las albóndigas y vamos pasándolas por la harina, tratando de que no queden con demasiada harina. Cuando ya tengamos todas las albóndigas, las freiremos con aceite caliente en una cazuela de fondo ancho.

3Sacamos las albóndigas de la cazuela a medida que vayan quedando doraditas por todos los lados, reservándolas sobre papel absorbente para tratar de quitarles el máximo de aceite posible.

4En la misma cazuela y con el mismo aceite rehogamos la zanahoria previamente cortada en rodajas finas y la cebolla bien picadita. Cuando comience a coger color, añadiremos el tomate triturado, una pizca de sal y cocinamos a fuego lento durante 15 minutos removiendo de vez en cuando.

5Incorporamos las albóndigas que teníamos reservadas y bien escurridas, el vino blanco y los guisantes. Continuamos cocinando durante 20 minutos mas a fuego lento sin olvidarnos de remover de cuando en cuando para que no se nos queme la salsa.

6Es importante que vayamos controlando las albóndigas y si nos percatamos de que se quedan sin líquido, tendremos que añadirlas un poco de agua y rectificar el punto de sal si es necesario. Cuando ya las tengamos listas, solo nos queda servirlas solas o con unas patatas fritas de guarnición. Están deliciosas!!

Actualizada el 19 febrero, 2018
Compartir