Arroz sucio

117
Preparación: 20 min
Cocinado: 30 min
Listo en: 50 min

El arroz es un plato muy recurrente pero hay muchas formas de prepararlo, la que hoy voy a compartir es la forma denominada arroz sucio, muy característica de la gastronomía cajún, aunque también la atribuyen a la cocina estadounidense.

Para contarte un poco sobre el origen de esta receta, te puedo decir que proviene de la cocina de los sucesores de los franco-canadienses, que al relacionarse con culturas como la española e italiana dieron lugar a un tipo de gastronomía propia de la zona mediterránea.

Los ingredientes que se emplean en la preparación de este plato son principalmente el arroz blanco que junto con el hígado troceado y los menudillos de pollo, como el corazón o la molleja, al cocinarse tiñen el arroz aportando ese color oscuro característico.

También se le pueden incorporar otros derivados del cerdo como chorizos o salchichas, pero los ingredientes que nunca pueden faltar en este tipo de cocina son el pimiento verde, el apio y la cebolla, conocida típicamente como la «sagrada trinidad» por ser un trío muy empleado en esta gastronomía y que aportan un sabor muy específico a las comidas.

Se prepara aderezándolo siempre con especias al estilo cajún pero de no tenerlas en tu cocina, puedes recurrir a otras mas usuales como la paprika, mostaza, orégano o la pimienta negra.

Esta opción seguro que te va a gustar por su consistente sabor, no dudes en tomar nota y hacerte con los ingredientes para empezar con su preparación.

Receta de arroz sucio

Ingredientes para hacer arroz sucio

Con estas cantidades tendremos para 4-6 personas:

  • 2 tazas de arroz de grano largo
  • 3 ¼ tazas de caldo de pollo
  • ¼ kg de hígado y corazones de pollo
  • 120 gr de carne de cerdo
  • 1 rama de apio
  • 1 cebolla
  • ½ pimiento verde
  • 3 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • 4 cucharadas de aderezo cajún
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal al gusto

Cómo preparar el arroz sucio

  1. Comenzamos desmenuzando los menudillos de corazón y el hígado en trozos pequeños y hacemos lo mismo con la carne de cerdo.
  2. Ponemos a continuación a fuego medio una cazuela con aceite y los menudillos, elegimos una lo suficientemente grande y profunda para que reparta el calor por igual a todos los trozos y que comiencen a dorarse.
  3. Nos ayudamos de una paleta de madera para aplastarlos un poco y así que vayan soltando su jugo, los dejamos por un par de minutos.
  4. Añadimos ahora el aderezo cajún y removemos, incorporamos la hoja de laurel y terminamos de remover todos los ingredientes.
  5. Lavamos y cortamos a continuación los vegetales, empezamos por la cebolla, picándola en pequeños trozos, seguimos con el ajo, el pimiento lo cortamos en cuadraditos y por último el apio que también cortaremos en pequeño.
  6. Añadimos las verduras a la cazuela de la carne y sin dejar de remover los dejamos unos 7 minutos a fuego bajo hasta que queden tiernas.
  7. Incorporamos a la cazuela las dos tazas de arroz y lo removemos junto al resto de los ingredientes para que cojan el sabor y se doren un poco.
  8. Añadimos ahora las tazas del caldo de pollo y subimos el fuego para que se haga el arroz más rápidamente. Probamos de sal y rectificamos si fuera necesario.
  9. Cuando veamos que el caldo comienza a consumirse casi por completo, bajamos el fuego al mínimo y tapamos la cazuela para que termine de hacerse por unos 10 minutos.
  10. Antes de servir, retiramos la hoja de laurel y ya podemos disfrutar de un estupendo arroz sucio.
Presentación del arroz sucio.
Arroz sucio.

Consejos para cocinar un buen arroz sucio

En esta preparación hemos comenzado por sofreír primero la carne, para luego seguir con el arroz. Pero podemos variar el orden comenzando por cocinar primero el arroz y el resultado sería igualmente bueno.

Para ello solo tendríamos que añadir a la cazuela las 2 tazas de caldo de pollo junto con 1 ½ taza de agua, subimos el fuego y dejamos que hierva. Cuando comience a hervir, incorporamos entonces las tazas de arroz y le añadimos la hoja de laurel, tapamos la cazuela y rebajamos entonces el fuego, dejando que se cocine por unos 20 minutos y reservamos.

El siguiente paso sería el de preparar la carne como anteriormente para luego incorporarle el arroz.

Si decidimos escoger un arroz determinado que ya tengamos en casa, debemos de saber que si escogemos el de grano corto como el arborio o el bomba, el resultado del arroz será mas blando mientras que con el largo tipo basmati permanecerá más suelto.

La mejor técnica para evitar que el sabor del arroz sea menos fuerte debido al acompañamiento del hígado de pollo, es la de sumergir éste en un cuenco profundo, cubriéndolo con la leche, por un tiempo de 2 horas. Lo refrigeramos y después de este tiempo lo retiramos, enjuagamos con agua tibia y secamos antes de cocinarlo, así suavizarás su sabor y su textura será mas blanda.

Comidas españolas fáciles

Otras recetas con arroz que te gustarán

Este tipo de arroz puede ser servido como un plato único o podemos emplatarlos de manera que pueda estar acompañado de unos ricos burritos, unas patatas fritas o una simple ensalada.

Si eres de los que les encanta probar los diferentes sabores del arroz, te recomiendo estas otras alternativas como es el arroz attollado, este es un plato especialmente completo por su acompañamiento de chorizo y carne de cerdo.

Si prefieres por el contrario un arroz más ligero el arroz con verduras es tu opción más idónea, un arroz suelto y suave.

Si tu tendencia es la de probar una cocina vegana, el arroz con tofu es la propuesta que te servirá para darte el gusto y saborear nuevos arroces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × cinco =

Close
© Copyright 2022 Recetinas.com
Close