Castella, receta fácil del tradicional bizcocho japonés esponjoso

52

El Castella también conocido como kasutera, es el bizcocho japonés por excelencia. En su elaboración se utilizan ingredientes como la harina, el azúcar, el huevo y la miel de abejas, siendo habitual encontrarlo como comida callejera en los festivales que se celebran por todo el país.

Según nos cuenta la historia, este esponjoso bizcocho fue llevado a Japón por los portugueses en el siglo XVI y su nombre proviene del portugués pão de Castela, que en castellano significa pan de Castilla.

En la gastronomía japonesa existen otros tipos de bizcochos que merece la pena probar, como por ejemplo el panqueque soufflé, que son unas tortitas especiales para el desayuno, el shokupan, que vendría a ser el pan de leche japonés, o los dorayakis hechos con galletas Oreo.

Receta de bizcocho Castella

Información de la receta

  • Raciones: 4 personas
  • Calorías por ración (kcal): 278
  • Tiempo de preparación: 15 minutos
  • Tiempo de cocinado: 40 minutos
  • Tiempo total: 55 minutos
  • Tipo de cocina: Japonesa
  • Categoría: Bizcochos

Ingredientes necesarios

  • 60 gr de harina de trigo de panadería
  • 3 huevos
  • 60 gr de azúcar glas
  • 2 cucharadas de miel
  • 4 cucharadas de leche entera

Cómo hacer el bizcocho Castella

Comenzamos por precalentar nuestro horno a una temperatura de 160º C y colocamos una rejilla en la parte inferior del mismo. Mientras el horno alcanza su temperatura, seguiremos con la receta.

Engrasamos un molde rectangular de unos 20cm de largo por 12 cm de ancho y unos 5 cm de alto. Seguidamente forramos completamente el molde por la parte interna con papel de horno.

Cascamos los huevos y separamos las claras de las yemas. Introducimos las claras en un bol y comenzamos a montarlas ligeramente con la ayuda de unas varillas de cocina. Cuando comiencen a espumar, añadimos el azúcar glas poco a poco mientras continuamos batiendo a una velocidad moderada.

Cuando el azúcar haya quedado completamente integrado, montamos las claras hasta que se formen picos consistentes y que no se deformen. Es el momento de ir añadiendo las yemas de una en una mientras vamos girando las varillas en la misma dirección, hasta que nos queden completamente integradas.

Agregamos la miel y la incorporamos removiendo suavemente y siempre en la misma dirección, esto es importante para que el bizcocho quede bien esponjoso. Vertemos la leche sobre la mezcla y la integramos mediante movimientos envolventes y suaves de dentro a fuera con la ayuda de una espátula de cocina.

Llegados a este punto, golpeamos el bol sobre la encimera 3 o 4 veces, con esto evitaremos que hayan podido quedar algunas burbujas en su interior. Seguidamente, dejamos reposar la mezcla durante un minuto. Esta operación, la repetiremos dos veces mas, dejando un minuto de reposo entre ellas.

Ahora sí, vertemos la mezcla en el molde que habíamos preparado y horneamos a 160º C durante aproximadamente unos 40 minutos, o hasta que al introducir un palillo, este salga limpio.

Sacamos el bizcocho Castella del horno y para evitar que llegue a desinflarse, golpeamos el molde sobre una tabla de madera un par de veces y seguidamente, le daremos la vuelta durante 30 segundos, así evitaremos que la superficie se arrugue.

Volveremos a poner el molde derecho y lo dejaremos enfriar sobre una rejilla sin extraer el bizcocho hasta que esté frío por completo. Ahora ya podemos probar nuestro bizcocho Castella. Buen provecho!!

Bizcocho Castella
Castella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + 10 =

Close
© Copyright 2022 Recetinas.com
Close