Croquetas de acelgas

157
Preparación: 20 min
Cocinado: 25 min
Refrigeración: 45 min
Listo en: 1 hr y 30 min

Como ya he comentado en alguna ocasión, las recetas de croquetas caseras pueden ser muy variadas y no tienen porqué ser siempre con los mismos ingredientes principales (pollo, jamón o cocido). En esta ocasión voy a mostrarte cómo se hacen unas sabrosas croquetas caseras de acelgas.

Este tipo de recetas son muy similares de unas a otras, en todas ellas tendremos que conseguir una masa tipo pasta que podamos moldear para después rebozarla. Para hacer esta receta se puede comprar las acelgas que venden en los supermercados, ya lavadas y cortadas, pero yo aconsejo comprarlas enteras y después de lavarlas bien, cortarlas nosotros mismos, siempre estarán más frescas.

Receta de croquetas de acelgas

Ingredientes

  • 1 manojo de acelgas
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 puñado de taquitos de jamón
  • Piñones
  • 1 huevo
  • 3 cucharadas de harina
  • Leche
  • Nuez moscada
  • Pan rallado
  • Pimienta negra recién molida
  • Aceite de oliva
  • Sal

Cómo hacer unas croquetas de acelgas

  1. Vamos a comenzar esta estupenda receta separando y lavando bien las hojas de acelga bajo el grifo de la cocina. Seguidamente las troceamos y las coceremos durante 10 minutos en agua hirviendo con una pizca de sal. Ahora escurrimos y reservamos.
  2. Pelamos y cortamos la cebolla y los dientes de ajo lo más pequeño que podamos. Seguidamente los pochamos durante 3-4 minutos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva. Agregamos las acelgas a la sartén y removemos para mezclar bien todos los ingredientes. Añadimos una pizca de pimienta negra, otra de nuez moscada y otra de sal.
  3. Incorporamos también los taquitos de jamón y salteamos durante 2-3 minutos a fuego medio. Retiramos y procedemos a triturar todos los ingredientes juntos para formar lo que será la masa de nuestras croquetas. Una vez tengamos la masa lista, la volvemos a poner a calentar en la sartén y añadimos los piñones.
  4. Es el momento de hacer la bechamel. Para ello, añadimos a la sartén la harina y mientras removemos con una cuchara de palo, vamos agregando poco a poco la cantidad de leche necesaria hasta conseguir una bechamel espesita. Cuando veamos que la bechamel se comienza a pegar a la sartén significará que ya está lista.
  5. Retiramos la bechamel del fuego y la pondremos en una fuente de cristal. Cubrimos con papel film, asegurándonos de que el papel toque la bechamel, evitando que queden bolsas de aire. Metemos la fuente en el frigorífico hasta que se enfríe completamente (30-60 minutos).
  6. Cuando la bechamel ya esté fría, preparamos un plato con el huevo batido y otro con suficiente pan rallado. Cogemos porciones de bechamel con una cuchara y le damos forma de croqueta. Pasamos cada una de ellas primero por el huevo batido y seguidamente por el pan rallado, intentando que queden todas bien cubiertas.
  7. Ahora solo queda freír en abundante aceite caliente nuestras croquetas hasta que queden doraditas por todos los lados. Este proceso lo puedes hacer en una freidora a 170º C si dispones de ella, o bien, en una sartén a fuego medio-alto. Cuando ya estén listas las croquetas, retiramos y las dejaremos unos instantes sobre papel de cocina para que absorba el exceso de aceite. Sírvelas a la mesa y disfrútalas!!

Únete a la conversación

  1. Se ven exquisitas las recetas, de seguro voy a hacerlas. Gracias por compartir!!

  2. Me gustaron todas las recetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciocho − 14 =

Close
© Copyright 2022 Recetinas.com
Close