Receta de huevos escoceses
Preparación: 15 min
Cocinado: 25 min
Listo en: 40 min

Hoy vamos a preparar unos huevos a la escocesa, unos huevos cocidos que van recubiertos con carne picada. Como podrás comprobar es una receta muy sencilla que tradicionalmente se come fría, por lo tanto, estos huevos son perfectos para llevar a cualquier sitio. Aunque evidentemente también los puedes comer calientes si lo deseas. Vamos con la receta!!

Receta de huevos escoceses

Ingredientes para 4 huevos

  • 480 gr de carne picada
  • 5 huevos
  • ½ cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de harina
  • 1 ramillete de perejil
  • Pan rallado
  • Aceite para freír
  • Sal

Cómo hacer unos huevos escoceses

1Empezamos cociendo 4 huevos en abundante agua hirviendo con sal. Dejaremos 6 minutos a partir de que el agua comience a hervir. Después retiramos los huevos del fuego y los refrescaremos con agua fría para que sea más fácil quitarles la cáscara.

2Mientras se van cociendo los huevos vamos a picar el perejil, la cebolla y el ajo todo en pequeño. Añadimos en un bol la carne picada, la cebolla, el ajo, el perejil y una pizca de sal. Mezclamos bien con la ayuda de un tenedor o con las propias manos para que la mezcla quede lo más homogénea posible.

3Una vez que los huevos están ya cocidos, los enfriamos, los pelamos y los reservamos. Ahora ponemos harina en un plato, el pan rallado en otro y batimos un huevo en otro plato. Continuamos pasando los huevos por la harina. Con la mano cogemos dos cucharadas de carne picada la aplanamos y la extendemos bien, ponemos un huevo cocido en el centro y lo cerramos bien, intentando que el huevo quede totalmente cubierto.

4La carne picada la tenemos que distribuir bien para que nos cubra para los 4 huevos. Una vez tengamos los huevos cubiertos de carne picada los rebozamos bien con el pan rallado y luego los pasamos por el huevo batido, procurando que queden bien impregnados. Seguidamente los volvemos a rebozar con pan rallado. Hacemos la misma operación con los 4 huevos.

5Ahora ponemos abundante aceite de freír a calentar en una sartén. Cuando el aceite esté caliente, añadimos los huevos escoceses y dejaremos que se doren. Cuando ya estén doraditos por un lado, les damos la vuelta para que se hagan por el otro lado. Cuando estén listos, escurrimos dejándolos sobre papel de cocina para que absorba el aceite sobrante.

6Mientras que se fríen los huevos, precalentamos nuestro horno a 180º C y una vez los tengamos listos y escurridos, los ponemos en un recipiente apto para el horno y los introducimos durante 10 minutos. Ahora ya solo falta sacarlos del horno y los podemos comer calientes o fríos, solos o acompañados de una rica ensalada. Buen provecho.

Actualizada el 1 marzo, 2019
Compartir