Tarta Alaska

129
Preparación: 1 hr 20 min
Refrigerado: 4 hr y 20 min
Listo en: 5 hr 40 min

Una de las tartas mas apetecibles en días de calor son las tartas heladas, la que vamos a hacer hoy es una de ellas, tarta Alaska. Su relleno es a base de helado de diferentes sabores, y ya que la hacemos en casa, la prepararemos a nuestro gusto con una cobertura de merengue italiano, toda una gozada de tarta!.

En celebraciones este tipo de postre es el más idóneo porque su presentación es espectacular a la vista y su relleno es la sorpresa cuando se corta y aparecen los diferentes colores del helado y con un bizcocho interior que contiene todo los sabores.

Puedes hacer el bizcocho de chocolate o también puedes hacer una bizcochada normal de vainilla o limón, yogur, también saldrá buenísima. Con diferentes pasos sencillos, tendrás lista esta tarta para disfrutarla y que sea la protagonista de la ocasión.

Receta de tarta Alaska

Ingredientes para la base

Con estas cantidades tendremos para 6-8 personas:

  • 100 gr de harina de trigo común
  • 7 gr de levadura química o polvo de hornear
  • 1 huevo L
  • 120 gr de azúcar blanco
  • 60 ml de aceite de girasol
  • 120 ml de leche
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla o de limón rallado
  • 1 pizca de sal

Ingredientes para el relleno

  • 1/5 litro de helado de fresa
  • 1/5 litro de helado de chocolate

Ingredientes para el merengue

  • 3 claras L (107 gr)
  • 214 gr de azúcar (el doble del peso de las claras)
  • 1 pizca de sal

Cómo hacer la tarta Alaska

  1. Comenzamos preparando el bizcocho, para ello comenzamos batiendo el huevo con las varillas eléctricas a velocidad media hasta que espume, después le añadimos el azúcar un minuto más, agregamos ahora el aceite tenemos que reducir a velocidad baja y seguimos batiendo.
  2. Añadimos la leche y una vez integrada y mezclada, tenemos que incorporar la harina tamizada, removemos bien con las varillas, lo justo para que se mezcle bien y no deje grumos.
  3. Lo pasamos a un molde que sea desmontable o lo cubrimos con papel de hornear en la base y paredes, para que nos facilite el desmoldarlo y lo llevamos al horno precalentado a 180 ºC por unos 40 minutos. El tiempo dependerá de cada horno, recuerda pincharlo para comprobar si ya esta hecho por dentro.
  4. Cuando este hecho lo dejamos enfriar sobre una rejilla y al enfriar, le recortamos la parte de arriba para dejarla lisa y reservamos.
  5. Ahora forramos por dentro con papel film el cuenco o bol que vayamos a emplear con los helados. Lo vamos rellenando primero con un sabor, lo alisamos bien y lo llevamos por 15 minutos al congelador para que coja consistencia.
  6. Después lo sacamos y seguimos rellenándolo con el otro sabor, presionamos para que se acomode al bol y alisándolo para después poderlo acoplar al bizcocho. Lo tapamos con papel film de manera que toque el helado para que no se escarche y lo llevamos al congelador.
  1. Continuamos ahora preparando el merengue, ponemos en una cazuela al baño maría a fuego medio, tres claras de huevo le añadimos el azúcar y la pizca de sal, removemos con una varillas metálicas y dejamos que se disuelva el azúcar sin que llegue a hervir, esto tardará uno 5 minutos.
  2. Lo pasamos al bol de la batidora y lo batimos a velocidad medio alta, por uno 9 a 10 minutos aproximadamente. Pasado el tiempos se formaran los característicos picos de color brillante y de consistencia sólida. Pasamos la mezcla a una manga pastelera y reservamos.
  3. En la presentación tenemos que sacar del congelador el helado y desmoldarlo, sobre la base del bizcocho que reposa en un plato. Con ligireza tenemos que distribuir el merengue por todo el helado y el bizcocho con la manga pastelera y luego una vez cubierto, le vamos dando con una espátula creando picos para darle una apariencia más desenfadada.
  4. Solo nos queda con ayuda de un soplete quemarlo para lograr ese tono doradito tan bueno!, si no tienes lo introduces en el horno grill por un par de minutos para que adquiera esa tonalidad y lo retiramos evitando que se nos derrita el helado.
  5. Consérvalo en el congelador hasta el momento de probarlo o haz el montaje del merengue unos minutos antes de servir, y a disfrutar de esta maravillosa tarta blanca con el dulzor del helado.
Tarta Alaska paso a paso.
Comidas españolas fáciles

Consejos y sugerencias

En la tarta Alaska, puedes aprovechar cualquier resto de bizcocho como magdalenas o brioche que tengas en casa para hacer la base, si no quieres encender el horno. Es una tarta muy apropiada para aprovechar cualquiera de los ingredientes que tengas en casa y acomodarlos en el molde a la hora de darle la forma.

Otras recetas de tartas frías que te recomiendo

Las fresas son una fruta que se emplea en muchos postres y mas en las tartas frías, con estos ingredientes puedes hacer una deliciosa tarta mousse de fresas, un postre casero que se sirve fresquito para cada comensal .

Esta es otra opción mousse de fresa con chocolate blanco, empleando el chocolate blanco en el vaso de servir junto al de fresa, su aspecto es tan llamativo como bueno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 + 14 =

Close
© Copyright 2022 Recetinas.com
Close